La Orquesta Sinfónica Nacional ofrecerá esta noche un concierto con obras de estos grandes maestros alemanes de la música, será dirigido por el tico-estadounidense John Nelson

 30 agosto, 2013
Conocido. El director tico-estadounidense John Nelson dirige a la OSN por segunda ocasión en el 2013; aquí durante un ensayo en abril. Luis Navarro/archivo
Conocido. El director tico-estadounidense John Nelson dirige a la OSN por segunda ocasión en el 2013; aquí durante un ensayo en abril. Luis Navarro/archivo

Johannes Brahms y Ludwig van Beethoven son dos de los grandes compositores alemanes, siempre bien recibidos por el público; ambos tendrán hoy su gran noche, cuando los músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) den vida a sus obras.

El concierto será en un escenario capitalino, más no el habitual del ensamble. Esta noche tocarán en el rebautizado Teatro Auditorio Nacional, en el Museo de los Niños.

La tercera llamada llegará a las 8 p. m., momento en que John Nelson , director tico-estadounidense, asumirá las riendas del ensamble.

Para deleitar al público acudieron a dos títulos conocidos del repertorio sinfónico. Comenzarán con Obertura Leonora III, en do mayor , opus 72b, de Beethoven.

Luego darán paso a Sinfonía N.° 1, en do menor , opus 68, de Brahms.

Nelson explicó que en el caso de la primera obra, se trata de una ópera completa, interpretada en 15 minutos. Esta cuenta la historia de un prisionero y la libertad.

“La obra de Brahms es su primera sinfonía, que a pesar de ser la primera, es uno de sus mejores trabajos”, comentó el director invitado.

Obras conocidas. Las dos composiciones seleccionadas por la Sinfónica Nacional son bien conocidas por sus músicos. Ambas se interpretaron en al menos cuatro ocasiones en lo que van del siglo XXI.

La obertura de Beethoven, interpretada en el 2012 bajo la dirección de Irwin Hoffman, se escribió entre 1805 y 1806; el autor escribió tres oberturas para su ópera Leonora .

Las tres oberturas, todas llamadas Leonora , se volvieron parte de los repertorios de concierto.

La más ejecutada, según reseñó en el 2012 el crítico de música Andrés Sáenz , es la tercera, porque “condensa fuerza dramática” y el “temple heroico de la escritura”.

Pero, sin duda, la estrella de la noche será la sinfonía. Esta ocupó programas de la OSN en el 2000, a cargo de Hoffman; en el 2004 y 2008 a cargo de Chosei Komatsu , y en el 2012, en manos de Carl St. Clair . Según reseñas del crítico Sáenz , la ejecución de esta composición siempre le trabajo buenos réditos a la orquesta.

Por eso, no es difícil de anticipar que la obra cercana a los 55 minutos logre entusiasmar a los melómanos.

Esta sinfonía, de acuerdo con la opinión del crítico, es estandarte, una creación que se pone en la punta del posromanticismo austro-germano.

Como parte de una serie de tres conciertos de temporada especial, la orquesta ofrecerá una presentación de obras del periodo Barroco, como dos de los Conciertos de Brandenburgo, de Johan Sebastian Bach. Serán en la iglesia católica San Juan Bautista, en Tibás, el jueves, a las 7 p. m., y finalizará el viernes, a las 10 a. m., en el Teatro de Bellas Artes, de la Universidad de Costa Rica. Ambos son gratuitos.