Integrantes de la Orquesta Sinfónica del Sifais compartieron el escenario del Peace Project con la Filarmónica y Sonámbulo.

Por: Alessandro Solís Lerici 26 mayo, 2014
La Orquesta Sinfónica de La Carpio tocó durante poco menos de media hora. Luego, algunos de sus integrantes se unieron a Sonámbulo y a la Orquesta Filarmónica. / Fotografía: Jonathan Jiménez.
La Orquesta Sinfónica de La Carpio tocó durante poco menos de media hora. Luego, algunos de sus integrantes se unieron a Sonámbulo y a la Orquesta Filarmónica. / Fotografía: Jonathan Jiménez.

En tres años de existir, el Sifais –Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social– ha visto a jóvenes músicos de La Carpio tocar en el Melico Salazar y la avenida central, entre otros lugares.

Sin embargo, el poder compartir escenario y música con el grupo Sonámbulo y con la Orquesta Filarmónica –el sábado por la tarde, en el Centro de Eventos Pedregal– sentó un sólido precedente para ellos.

Ese día, 22 jóvenes de la Orquesta Sinfónica de La Carpio ocuparon las tablas del recinto durante poco menos de media hora, como teloneros del concierto de cierre del programa de bien social Peace Project, para luego compartir un par de canciones con ambos conjuntos.

Kurt Dyer (izquierda) fue uno de los cantantes, junto a Marta Fonseca y Eduardo Quesada, del tributo a los Beatles que ofreció la Orquesta Filarmónica de Costa Rica en el Peace Project. / Fotografía: Jonathan Jiménez.
Kurt Dyer (izquierda) fue uno de los cantantes, junto a Marta Fonseca y Eduardo Quesada, del tributo a los Beatles que ofreció la Orquesta Filarmónica de Costa Rica en el Peace Project. / Fotografía: Jonathan Jiménez.

Junto a la Filarmónica, un grupo de cuerdas de la Orquesta de La Carpio tocó Yesterday , uno de los tantos clásicos de los Beatles que sonaron en el concierto, pues la Filarmónica trasladó hasta Pedregal su reconocido tributo a la banda.

Luego, tres percusionistas del Sifais se unieron a Sonámbulo en la interpretación de Jabalí montuno III , uno de los temas más queridos de la agrupación de psicotropical .

Maris Stella Fernández, presidenta del Sifais, cree que la actividad abrió un portillo para el proyecto: la inclusión entre profesionales y principiantes. “Los chicos nunca habían pensado en esa posibilidad, y fue gracias a Peace Project y al maestro Marvin Araya (Filarmónica) que se logró”, manifestó.

Según Fernández, el proyecto que desarrolla la marca Axe en varios países aportó mucho a las bases ideológicas del Sifais: “Queremos incluir socialmente y en múltiples vías a todas las personas, sin distinción de preferencias, nivel de ingresos, profesión, credo...”.

Sonámbulo cerró la actividad con una hora de concierto, en la que interpretó temas como la hipnotizante ‘Cumbia’ y ‘Hermanos Smith’. / Fotografía: Jonathan Jiménez.
Sonámbulo cerró la actividad con una hora de concierto, en la que interpretó temas como la hipnotizante ‘Cumbia’ y ‘Hermanos Smith’. / Fotografía: Jonathan Jiménez.

“Es una experiencia que les llega al corazón, que les dice que sí son capaces”, agregó Fernández. “Han vivido tal marginación y segregación que en algunos momentos se les hace pensar a los que no tienen oportunidades que son incompetentes, pero no es eso, simplemente es que no se les han dado opciones para desarrollar su talento”.

“Igual talento hay en niños que nacen en condominios de mucho confort que en niños que nacen en una chabola, porque todos somos los mismos seres humanos”, dijo.

Además del concierto del sábado, el Peace Project aportó al Sifais un playground para el barrio, un estudio de edición audiovisual y talleres con músicos locales.

Actualmente, el Sifais tiene 350 niños y jóvenes de La Carpio inscritos, cuenta con 350 colaboradores e impacta a 500 familias de la comunidad.