La de este viernes fue la primera de cinco funciones, de las cuales cuatro ya tienen boletos agotados; solo quedan entradas disponibles para el domingo 7 de setiembre

Por: Alessandro Solís Lerici 5 septiembre, 2014
Orquesta Filarmónica
Orquesta Filarmónica

La noche de este viernes, en el teatro Melico Salazar, en San José, la Orquesta Filarmónica de Costa Rica estrenó su más reciente homenaje, en honor a la música de la legendaria banda inglesa de rock Pink Floyd.

Con el recinto a su máxima capacidad, la agrupación ofreció un recital de más de dos horas en el que repasó las principales obras de Roger Waters, David Gilmour y compañía, en un viaje que llevó al aforo por los relieves de una discografía que ayudó a formar el rock de mitad del siglo XX en adelante.

El espectáculo comenzó con una espectacular rendición de In the Flesh, la cual le bastó al público para asumir al tributo como uno de primer nivel, que no tiene nada que envidiarle a los tantos homenajes que se le hacen a Pink Floyd a nivel mundial.

"Aunque somos una orquesta de formación clásica, le entramos a todo", dijo el director Marvin Araya en medio concierto, redundando sobre la capacidad de la agrupación y sus colaboradores de fusionar la música clásica con la popular.

Otras de las canciones que tocaron fueron Mother, High Hopes, Money y Another Brick in the Wall, en la voz de los cantantes Kurt Dyer, Daniel Patiño, Pato Barraza, Yunuen Rodríguez y Antonio Masis.

La de este viernes fue apenas la primera de cinco funciones del espectáculo que presentará la Filarmónica en el mismo recinto, de las cuales cuatro ya tienen boletos agotados; solo quedan entradas disponibles para el domingo 7 de setiembre, a las 2 p. m.

Las entradas están a la venta en el sitio web SpecialTicket.net, a los precios de ¢20.000 (galería), ¢25.000 (palco y balcón del tercer piso), ¢30.000 (palco y balcón del segundo piso), y ¢35.000 (luneta y palco del primer piso).