Incluso los que nunca vieron las películas son capaces de sentir el acecho del mal al escuchar el tema de Darth Vader

 20 noviembre, 2015
De vuelta. | EN STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA , HAN SOLO ( HARRISON FORD) Y CHEWBACCA, VOLVERÁN A SER MUY BUENOS SOCIOS. ARCHIVO
De vuelta. | EN STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA , HAN SOLO ( HARRISON FORD) Y CHEWBACCA, VOLVERÁN A SER MUY BUENOS SOCIOS. ARCHIVO

Nueva York

En una época en que la música clásica está fuera de las listas de éxitos más escuchados, la saga de Star Wars le da una popularidad sin igual ya que las melodías de sus temas principales son conocidos casi universalmente.

Incluso los que nunca vieron las películas son capaces de sentir el acecho del mal al escuchar el tema de Darth Vader o una sensación de aventura al oír la obertura de la saga.

Más de tres cuartos de los estadounidenses han visto alguna de las seis películas y millones de fans esperan con ansia el estreno, dentro de un mes, del último episodio de la saga, El Despertar de la Fuerza, con música de su fiel compositor, John Williams, quien probablemente sea el compositor más célebre de Hollywood.

El prolífico estadounidense de 83 años, ha compuesto además la música de películas como E.T., Parque Jurásico, Indiana Jones y Harry Potter y cuenta el mayor número de nominaciones a los premios Óscar en la historia después de Walt Disney.

"Cada vez que toco la música de John Williams, sea con la orquesta que sea, en algún lugar del mundo, siempre es un gran éxito", afirma Michael Krahewski, director de orquesta en Atlanta (sureste de Estados Unidos), que dirige una serie de conciertos antes del estreno en Estados Unidos, el 18 de diciembre, del séptimo episodio de Star Wars.

"Cuando doy uno de estos conciertos, me dan ganas de darme vuelta hacia el público y decirle:'si les gusta esta música, deberían venir a más de los conciertos clásicos de esta orquesta, porque es muy parecido a la música que están por escuchar", relata Krahewski.

El Despertar de la Fuerza se estrena el 17 de diciembre. Si quiere ir al estreno en Costa Rica todavía tiene chance. Cinépolis, que abrió sus puertas ayer jueves en Plaza Lincoln, puso en preventa entradas para las primeras funciones de la película.