El artista deleitó a miles de niñas al interpretar temas como Never Say Never, bailar y tocar la guitarra

 25 octubre, 2013

Ciudad de Panamá

Justin Bieber le adelantó la nochebuena a miles de niñas, jóvenes y adultas que lo vieron actuar en vivo la noche del jueves, en el Estadio Rommel Fernández en Panamá.

Entre este mar de fans estaban dispersas cientos de costarricenses, las que disfrutaron cada instante del show.

El canadiense apareció con más de una hora de retraso, pero a ninguna pareció importarle. Una vez que puso un pie en el escenario, todo fue emoción en el recinto deportivo.

Justin Bieber enloqueció a su fanaticada desde el primer momento en que puso un pie en el escenario panameño.
Justin Bieber enloqueció a su fanaticada desde el primer momento en que puso un pie en el escenario panameño.

Durante su participación invitó a sus fans a creer en los sueños.

También cantó temas como Beauty and a Beat y Beautiful.

Su música sacó de las beliebers sus gritos más intensos.

En la segunda canción, Bieber suspendió su presentación y abandonó el escenario, debido a un problema con el cerco de seguridad que dividía a las fans de la pasarela por donde se desplazaba el joven artista.

Tras 20 minutos de espera, las aguas recobraron su cauce y todo fue fiesta.

La presentación finalizó con Baby, cerca de las 11:40 p. m. (hora de Panamá).

Las ticas que acudieron al llamado del cantante comenzaron a regresar a Costa Rica la madrugada de este viernes.

Otras aseguraron que permanecerían hasta el domingo en tierras canaleras.