Visionaria. La estadounidense más latina de la industria ha demostrado con creces su constancia y dado cátedra de lo que es estar vigente en esta exigente industria musical y cinematográfica. Papeles estelares en películas y series, participaciones en reality shows , discos y una vida pública activa son parte de su estrategia para mantenerse activa

Por: Efrén López M. 12 abril, 2016
Por años Jennifer López ha cautivado al público. The New York Times.
Por años Jennifer López ha cautivado al público. The New York Times.

La niña del Bronx que lloró y sufrió soledad por realizar su sueño, es hoy una mujer admirada, multimillonaria y considerada por muchos como la bomba latina más exitosa del mercado... hoy la conocemos como Jennifer López.

JLO, como le apodan sus fans, nació en la ciudad de Nueva York un 26 de julio de 1969 (46 años) y tuvo su primer contacto con el cine a los 15 años, cuando ganó el castin para la película My Little Girl , donde no consiguió decir un solo diálogo, pero fue suficiente para darse cuenta de que lo suyo era ser una estrella de Hollywood.

Ese deseo de adolescencia se vino al suelo gracias a su madre, Guadalupe Rodríguez, quien la echó de su casa a los 18 años, ante la negativa de la artista de asistir a la universidad. A la pequeña López solo le interesaba bailar frente al espejo de su habitación.

La joven de 1.68 metros de estatura salió de la casa de sus padres rumbo a Manhattan, con una maleta que contenía zapatillas de ballet, varios camisones y pocos dólares que ahorró días antes de su partida.

Comienzo. En sus años de adolescencia, mientras asistía al estudio de danza Kips Bay Boys & Girls Club de Lucile Palmaro, donde le permitieron quedarse cuando no tenía hogar, Jennifer pensaba en el transitado Manhattan, una de las ciudades que estaba dispuesta a conquistar, una vez que fuera famosa.

En una sentida entrevista otorgada a la revista W Magazine en el 2013, la artista, hija de los puetorriqueños David López y Guadalupe Rodríguez, dejó a flote todo el dolor y recuerdos de esos primeros años de su vida artística, en los que buscaba una oportunidad.

Casper Smart su exbailarín es su actual pareja. The New York Times
Casper Smart su exbailarín es su actual pareja. The New York Times

La curvilínea JLO señaló al medio que ese estudio, pequeño y frío, fue su remanso de paz, donde pudo dormir en un pequeño sillón que fue su cama y reposo por casi un año. “Estaba en la calle, pero me dije: ‘Esto es lo que tengo que hacer’. Dormía en un sillón de mi escuela de baile.

”A los 18 años no tenía ganas de ir a la universidad, quería dedicarme a la danza a tiempo completo; debido a eso, mi mamá y yo tuvimos una discusión y nos distanciamos”, recordó la intérprete de Let's Get Loud en dicha publicación.

Pese a lo difícil de su situación, Jennifer Lynn López no dejó de asistir a sus clases.

Tampoco dejó de pensar en un futuro exitoso. “Solía soñar cuando vivía en el Bronx. Me decía a mí misma: ‘Algún día tendré un bonito apartamento e invitaré a mis amigas solteras y nos la pasaremos muy bien’”, evocó la bailarina y actriz de 46 años al portal digital de E! Entertainment.

Cada lágrima, esfuerzo y gota de sudor en ese estudio de danza le funcionaron como caballo de batalla para ver realizado su sueño de niña, cuando bailaba a escondidas de sus padres para no ser reprimida. Ella no quería escuchar nada que la distrajera de su sueño... ¡Nada!

Luces, cámara... Acción es lo que tuvo JLO en la escena durante sus primeras apariciones en televisión. A los 22 fue bailarina de respaldo de la legendaria agrupación estadounidense New Kids on the Block , un año en el que también el mundo era testigo del triunfo de la banda de rock estadounidense R.E.M., quienes se mantenían fieles a sí mismos con su exitoso disco Out of time del que se extrajo el reconocido sencillo Losing my Religion .

Jennifer López veía todo el acontecer musical de esa época desde los estudios y teatros a los que asistía para realizar audiciones. Revisaba con cuidado los clasificados de los diarios y los anuncios estampados en las paredes de los edificios que se topaba al caminar.

En el mismo año en el que sacrificaba horas recorriendo las vías y en el metro en búsqueda de castings y oportunidades para trabajar nacían agrupaciones ahora extintas como Blink-182 y Garbage.

Su constancia y horas incansables de esfuerzo le rindieron frutos al lograr el papel de una bailarina en el programa humorístico In Living Color (1991), que le sirvió como escaparate para la carrera internacional de “la guitarra”, como le llamaban a JLO desde muy pequeña, debido a su curvilíneo cuerpo.

Cosechando. Después de probar las mieles de su corto éxito con la serie In Living Color , esta bomba latina hizo maletas para enrumbarse en una gira mundial, como bailarina de Janet Jackson.

En 1993 logró protagonizar su primera película: Nurses on the Line: The Crash of Flight 7 , y dos años más tarde su carrera dio un giro con la oportunidad de dar vida a la fallecida reina del tex-mex Selena, un papel que marcó un antes y un después en la trayectoria de esta actriz.

Cuando dejó de bailar el Bidi bidi bom bom y Como la flor , López siguió cosechando éxitos en otras 24 cintas, en las que destaca El Cantante , en la que compartió créditos con su exesposo y padre de sus gemelos Maximilian y Emme Muñiz (8 años), Marc Antony, por la que López recibió el salario más alto de su carrera: $17 millones.

Con 10 producciones musicales en su carrera (1999-2014), 47 videos (1996-2015), 12 apariciones en videos de otros artistas, como Pitbull, Will.i.am y Wisin & Yandel (1993-2015), y 15 series de televisión, en las que en 10 fue productora ejecutiva, renace una nueva etapa de su carrera como artista.

‘Shades of Blue’, intrigas criminales al estilo de Jennifer López
‘Shades of Blue’, intrigas criminales al estilo de Jennifer López

Su sola presencia bate cualquier rating y eso quedó demostrado en su paso por el famoso reality de canto American Idol , el cuál llegó a su fin este 2016, después de 15 temporadas.

La ausencia de la diva del Bronx como jurado se hizo notar durante el 2013 (edición que no fue juez) y que fue sustituida por la rapera Nicki Minaj y la cantante Mariah Carey.

Esa edición fue un fracaso en los niveles de audiencia, y obligó a los productores a llamar de nuevo a Jennifer López para que aportara su frescura y conocimiento.

Superando ya los 30 años dentro de la industria de entretenimiento, este 2016, Jennifer López participa como productora ejecutiva (y protagonista) en la nueva serie Shades of Blue. Ese rol lo ha desempeñado en otras cintas y series de TV como Maid in Manhattan y The Fosters , entre otras.

La actuación es solo una pequeña parte del gran éxito de esta diva latina moderna, quién suma millones de dólares en sus cuentas bancarias, décadas después de que solo cargara unos cuántos dólares en su bolsillo.

Jennifer ha aprovechado bien su fama y su nombre para seguir vigente en el exigente mundo del espectáculo. Su carisma, sus raíces y su conocimiento también han sido claves para el éxito de JLO, como lo afirmó su colega la cantante Beyoncé.

“Me siento muy conectada con la cultura hispana por ser seguidora sin duda de Jennifer López, a quien admiro por su historia y por haber crecido en El Bronx y alcanzar el éxito para crear un verdadero imperio”, confesó la cantante en la edición de abril del 2007 para la revista People en Español .

Exitosa. El nacimiento de su primer disco On the 6 , le dio un espacio dentro del ambiente musical, y después de lanzar 9 discos entre 1999 y el 2014, este año se animó de nuevo en la música, presentando su nuevo sencillo: Ain't Your Mama , escrito por Meghan Trainor, canción que celebra a la mujer independiente.

La música y actuación son parte de su éxito, pero a esto se suma el imperio que lleva su nombre y con el que ha terminado de recolectar un aproximado de $225 millones (al año 2015), según afirma la revista ¿Quién? , en su versión latina.

Esa cantidad de dinero no llegó de la noche a la mañana, ya que el hacer de su nombre una marca, le ha dado la oportunidad, por ejemplo, de vender $80 millones por la comercialización de sus 18 perfumes, detalló el diario español ABC y su línea de ropa JLO by Jennifer López la ha mantenido vigente en el mercado de consumo.

Marcas como Elie Saab y Versace se pelean por que sea ella quien luzca sus prenda en las alfombras rojas del Óscar y los Globos de Oro.

Hoy, nadie olvida el famoso vestido verde estampado con aquel escote infinito y transparencias de Versace (uno de sus diseñadores favoritos).

No importa su pequeña estatura, su curvilíneo cuerpo o su agitada vida amorosa, la crítica siempre ha alabado la valentía y el riesgo de JLO quien no deja de sorprender y hoy, casi 30 años después de protagonizar Selena , todos la siguen admirando.

Etiquetado como: