Músico japonés interpretó con su sintetizador clásicos de la música académica

Por: Carlos Soto Campos 9 mayo, 2016
Músicocompuso para la serie Kimba el león blanco . Cortesía de Red Bull.
Músicocompuso para la serie Kimba el león blanco . Cortesía de Red Bull.

Isao Tomita vio en el sintetizador Moog un instrumento inigualable, un aparato que lo acompañó hasta el día de su muerte.

A causa de un fallo cardíaco, el compositor japonés falleció el jueves 5 de mayo , a los 84 años, en un hospital de Tokio. La información trascendió hasta este domingo en The Japan Times .

Unos días antes, Tomita había anunciado por medio de su Facebook que se encontraba trabajando una obra titulada Dr. Coppelius , pero que presentía que no podría terminarla.

Tomita deja como herencia algunas de las composiciones más ambiciosas de la música electrónica alrededor del mundo.

En 1965 compuso la música para la serie animada Kimba el león blanco .

En 1971 importó un sintetizador Moog III a Japón y tan solo tres años después, ya había publicados dos obras pioneras del instrumento.

En Electric Samurai: Switched on Rock (1972), reprodujo sonidos de bajos, guitarras y baterías con su sintetizador para reinterpretar canciones de pop y rock .

En 1974, publicó Snowflakes Are Dancing , en el que reversionó la obra de Claude Debussy. Esto le dio gran reconocimiento en Estados Unidos e incluso le valió cuatro nominaciones al premio Grammy.

En 2003 fue galardonado con la Orden del Sol Naciente con Rayos Dorados y Roseta, uno de los mayores reconocimientos que otorga Japón a quienes hayan contribuido al acercamiento de la sociedad nipona con otros pueblos.

En el 2012 lanzó su álbum Symphony Ihatov en el que participó la cantante de pop virtual Hatsune Miku.