difícil’

Por: Yendry Miranda 26 agosto, 2014
Feliz. Iride Martínez viajó para la celebración de su aniversario. Jeannine Cordero.
Feliz. Iride Martínez viajó para la celebración de su aniversario. Jeannine Cordero.

Para Íride Martinez, comenzar una carrera como cantante de ópera es lo más sencillo del mundo, pero prevalecer en ese gremio es una labor de titanes.

Por eso, la artista que ha cantado en teatros como La Scala de Milán, la Royal Opera House y la Ópera de Viena celebrará en grande su vigésimo de carrera.

Lo hará con un concierto entre los suyos. La cita está programada para este 29 de agosto, en el Teatro Nacional; cantará un repertorio con arias que la han hecho brillar en óperas como La sonámbula, Las bodas de Fígaro, Carmen, y Elixir de amor , entre otras.

Sobre estos 20 años de trayectoria, la artista conversó con Viva.

Veinte años de carrera se dice muy fácil, pero no es así. ¿Cuál es su balance de todos estos años?

Son un motivo de celebración. He hecho muchas cosas y he llegado muy largo; he logrado romper con la idea de que era imposible llegar a ciertos escenarios viniendo de un país tan pequeño. Quiero dar este concierto a todas aquellas personas que me han acompañado durante todos estos años y que, de alguna manera, me han dado fuerza para seguir adelante, incluso cuando no era tan fácil.

¿Cuán difícil fue llegar a este punto de la carrera?

Ha tenido sus dificultades. A las nuevas generaciones de cantantes les ha sido más fácil porque hay más posibilidades abiertas. Cuando vine a Europa, no había nadie con una experiencia parecida y tuve que abrir camino sola. Tenía que ir descubriendo cuáles eran las etapas que debía cumplir antes de llegar al punto en el que estoy. Mi acercamiento a la carrera fue a golpe y porrazo; si algún camino no funcionaba, había que irse por otro lado. La lejanía lo ha hecho más difícil. Lo veo con mis colegas europeos; ellos cuentan con el respaldo de sus países para impulsar a los cantantes propios.

Sin embargo, usted ha sido de las pocas cantantes costarricenses que han llegado a los escenarios más importantes de Europa. ¿Qué la ha hecho merecedora de esto?

Determinación y disciplina. Cualquier persona que se lo propone, es inteligente y sepa los pasos que hay que hacer, puede llegar muy largo. Todo lo que estuvo en mis manos para que mi carrera funcionaria, lo hice; estudié mucho, creí fuertemente en lo que hacía; uno debe proponerse el seguir adelante en cada caída. Ninguno de los grandes cantantes, y puedo sumarme entre ellos, está exento de recibir una mala crítica.

¿Siente que Costa Rica le ha quedado debiendo en cuanto apoyo a su carrera como cantante?

No. Siempre he recibido mucho cariño de la gente de mi país, lo hablo en cuanto al apoyo de los medios. Si yo gano un concurso importante, o tengo una premier importante en Europa, el logro tendrá repercusión en Costa Rica, pero no tanto en los países europeos, donde la difusión de los logros en un medio tiene una trascendencia enorme para el artista que la recibe.

¿Cuáles han sido los principales aciertos en estos 20 años?

Tendría que decir que todo ha sido un acierto; cada una de las cosas que he hecho han contribuido en mi formación y en mi crecimiento. Es cierto que hay teatros importantísimos y óperas muy lindas que he disfrutado mucho. Todos y cada uno de los pasos que he dado han sido maravillosos para salir adelante. Recuerde que en este negocio empezar es lo más fácil del mundo, quedarse en el negocio es lo más difícil que hay porque los estándares y la exigencia suben cada vez más. Para mí seguir cantando a mis casi 50 años es un regalo.

¿Incluso considera como acierto un trabajo con bastantes críticas negativas como fue su dirección artística en Carmen (2011)?

Carmen no le llegaba ni a los pies a otro montón de obras en las que he cantado y en las que la crítica ha sido contraria, pero le repito: todas esas experiencias me han hecho lo que soy. Donde estoy es el fruto de lo que he vivido; no estaría aquí si--no fuera por todo eso. No hay nada de lo que me arrepienta; todo ha sido útil, provechoso y hermoso.

¿Ya conquistó todas las metas que se había planteado?

Cuando uno llega a cantar a estas edades piensa poco en el éxito porque, de por sí, el éxito es el hecho de cantar, independientemente de si hay aplausos o no.

“Mi inspiración es seguir adelante y el éxito está implícito si hago las cosas bien. A través de las experiencias que he tenido este año, he aprendido a alegrarme de las experiencias que tengo. Estoy feliz de poder compartir con mi gente, mis amigos, un poquito de lo que han significado estos 20 años. Además, quiero ir y compartir con los jóvenes cantantes para animarlos a seguir adelante”.

¿Hasta que edad le gustaría continuar con su carrera?

Hasta que Dios me dé la posibilidad. Por ahora, me quedaré dos años más en Viena (ella trabaja con la Ópera Estatal de ese país) y ya veremos.

¿Qué puede esperar el público de esta fiesta de aniversario?

Cantaré mis caballos de batalla y cosas más ligeras. Es un programa bonito, vistoso y conmovedor.

AniversarioAcompáñela en esta fecha Qué: Concierto de celebración del 20 aniversario de la cantante Íride Martínez. ¿Cuándo? 29 de agosto 7 p. m. ¢8.000, galería general; ¢12.000, galería primera fila; ¢ 16.000, palco segundo piso del 1 al 4 y palco platea; ¢26.000, luneta, butaca y palco segundo piso del 5 al 10. A la venta en el Teatro Nacional. Teléfono: 2010-1110, extensión 1142.