Por: Jessica Rojas Ch. 23 julio, 2015

La música también es un puente para la opinión y eso es precisamente lo que quiere hacer el cantante nacional Huba con su nueva producción.

Se trata del tema Cocorí , al ritmo del rap y de inspiración propia que llevó al costarricense a exponer su posición sobre el libro con el mismo nombre del autor Joaquín Gutiérrez.

La canción será parte de la nueva producción discográfica del rapero tico. “Este es un adelanto del disco Lados B que estoy trabajando con King Star”, explicó Huba.

Huba dice que quiere levantar la voz sobre la discusión que se generó sobre el racismo denunciado por un sector de la población percibido en la novela.

La letra del tema describe cómo ve, desde su perspectiva de afrodescendiente, la obra literaria. Para el artista, la novela está plagada de estereotipos que no identifican la realidad de los negros en el país.

“Me parece que la mayoría de la opinión que prevalecía sobre el libro era de no afrodescendientes. A mí desde la escuela siempre me había parecido algo perjudicial, algo inadecuado; así que decidí que iba a contar mi experiencia sobre lo que viví con el libro y qué es lo que me parece que hubiera sido más provechoso enseñar”, dijo.

Huba cuenta sobre su experiencia con el libro.Foto: Archivo/Pablo Montiel.
Huba cuenta sobre su experiencia con el libro.Foto: Archivo/Pablo Montiel.

En el coro de la canción, Huba menciona que él no es Cocorí, que no se identifica con la forma en que describen a los negros en la obra. “Yo no soy Cocorí, un estereotipo no es algo conveniente ni pa’ ti, ni pa’ mi”, reza la letra.

“Del libro se derivan maltratos y burlas a los afrodescendientes como que le dicen al niño ‘ negro betún’ o ‘ mono’; el objetivo principal es luchar en contra de los estereotipos y lanzar la inquietud de que eso no es algo bueno y que no beneficia la identidad nacional más si declaramos que el país es multicultural”, agregó.

De acuerdo con el artista , la canción lleva un sampleo (ritmo) de las canciones del calipsonian Walter Ferguson, con motivo de hacerle un homenaje al legado que el artista limonense le ha dejado a la cultura costarricense.

En abril, la exministra de Cultura Elizabeth Fonseca acordó ante la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa retirarle el financiamiento a un proyecto de la Orquesta Sinfónica Nacional para grabar un disco de la composición Cocorí del artista Andrés Soto (que ya se había presentado en concierto); esta situación reavivó el debate.

Las diputadas que habían convocado a Fonseca ante dicha comisión, Epsy Campbell y Maureen Clarke , recibieron amenazas y críticas por su petición.