La primera gira del grupo costarricense fuera de América contó con nueve presentaciones en Hungría, Bulgaria, Rumania y Croacia.

Por: Alessandro Solís Lerici 16 junio, 2014
Heresy después de su presentación en el Underwall Festival, celebrado en Zadar, Croacia, el 6 de junio. / Fotografía: Cortesía de Heresy.
Heresy después de su presentación en el Underwall Festival, celebrado en Zadar, Croacia, el 6 de junio. / Fotografía: Cortesía de Heresy.

La banda costarricense de metal Heresy regresó al país el viernes en la tarde, tras recorrer cuatro países europeos durante tres semanas, en su primera gira de conciertos fuera del continente americano.

Bajo el título European Inquisition Tour , el viaje comenzó el 20 de mayo y devino en eficaces acercamientos con el público de Hungría, Croacia, Rumania y Bulgaria.

“Éramos la primera banda tica tocando en esos países, pero nos llevamos una sorpresa muy grata con la gente de allá”, comentó el bajista José Rojas, conocido como Blop.

Antes de partir de suelo costarricense, Heresy tenía ocho fechas confirmadas para la gira, pero después de un concierto en Rumania un productor se les acercó para orquestar otro concierto en ese país.

La mayoría de las fechas fueron exclusivas de Heresy, es decir, que era la banda principal de cada concierto, excepto del Underwall Festival, en Zadar, Croacia, en donde también tocaron bandas como Sepultura, Sinister y Benediction.

“En el festival hubo cancelaciones y cambios. Nosotros estábamos pactados para las dos de la mañana, pero terminamos tocando a las 10 p. m., en medio de dos bandas grandes, y eso ayudó”, dijo Blop.

La banda pudo viajar a Europa luego de ganar una competencia de Cráneo Metal, lo que le permitió tocar en Underwall; las demás fechas las gestaron de manera independiente con un productor europeo.

“Queríamos ver cuál era efecto que tenía Heresy en Europa. Ya lo habíamos probado en Costa Rica, Panamá y Honduras, pero en Europa nos llevamos una sorpresa increíble al ver la reacción de la gente”, contó el bajista. “Esperamos volver, porque logramos que nos firmara una productora europea, que va a estar a cargo de toda la información de nosotros allá”.

El respeto y el interés del público europeo es quizá lo que más los sorprendió. “Antes de tocar, no hay nadie frente a la tarima, pero empezás a tocar y la gente se levanta y se pone al frente, analizan al grupo y, si les gusta, en la segunda pieza empiezan a ponerle bonito”, dijo.

Ahora, el grupo se concentrará en componer temas para su segundo álbum, sucesor de Worldwide Inquisition (2012), con intenciones de regresar a Europa en el 2015.

Lo más reciente de la banda es el sencillo Rebuilding the Beast , lanzado justo antes de viajar a Europa. El tema es el primero en el que participa el baterista Dennis Castro y habla acerca de la reconstrucción del grupo tras cambios de alineación. “En la pieza estamos diciendo: ‘De ahora en adelante así es como vamos a sonar’”, añadió Blop.

Etiquetado como: