Los jóvenes estadounidenses y costarricenses participantes del Campamento Internacional Ópera Nova Costa Rica ofrecerán dos funciones de la obra del alemán Engelbert Humperdinck en el Teatro de la Danza, hoy y mañana

Por: Fernando Chaves Espinach 26 julio, 2013
Vibrante. El montaje de Hänsel und Gretel incluye muchos elementos de vestuario y de escenografía que combinan un aire de fin de siglo XIX con tonalidades y formas futuristas.Pablo Montiel
Vibrante. El montaje de Hänsel und Gretel incluye muchos elementos de vestuario y de escenografía que combinan un aire de fin de siglo XIX con tonalidades y formas futuristas.Pablo Montiel

El drama y la magia de la historia de Hansel y Gretel se conjugarán con una oscura estética steampunk en una puesta en escena única del Campamento Internacional Ópera Nova Costa Rica, este fin de semana.

Con la presencia de seis jóvenes de Estados Unidos y cuatro costarricenses, todos estudiantes de canto o de música, la ópera romántica del alemán Engelbert Humperdinck mostrará talentos en desarrollo en compañía del piano de Gustavo Castro y con la dirección escénica de Karen Esquivel.

Solo se presentarán dos funciones de Hänsel und Gretel en el Teatro de la Danza, ubicado en las instalaciones del Centro Nacional de Cultura, en San José. La primera será hoy, a las 7:30 p. m., y mañana sábado, a la misma hora. La entrada tendrá un valor de ¢5.000.

A prueba. Gustavo Castro y Karen Esquivel son doctores en producción operística, y decidieron iniciar el proyecto sin fines de lucro Campamento Internacional Ópera Nova Costa Rica para dar un espacio y un lugar de encuentro a voces en desarrollo del país y de Estados Unidos.

“Este es el cuarto año que armamos este campamento de ópera, enfocado en la ópera y en jóvenes cantantes”, contó Karen Esquivel. “Durante cuatro semanas, pasamos dando clases de canto, opera coaching , dicción, estilo, y preparación musical para las óperas, arias y escenas que montamos”, explicó la directora escénica del espectáculo.

En esta ocasión, trabajaron durante cuatro semanas en la Escuela Municipal de Artes Integradas (EMAI), en Santa Ana. En su edición del 2013, el campamento dio la bienvenida a estudiantes de Juilliard Music School, Mannes Conservatory, Emory University, University of Arizona, University of Texas at Austin, la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional.

Los jóvenes de Estados Unidos participan a través de un programa de formación de las universidades del país. “Nos dan grabaciones en video para verlos cantando y conocer el nivel de lo que pueden cantar, así como un currículum y una carta de recomendación”, explicó Esquivel.

Obra especial. Gustavo Castro y Karen Esquivel, esposos, eligieron Hänsel und Gretel por razones técnicas y artísticas. “Hace cuatro años presentamos algo en italiano, luego algo en francés, el año pasado, en español, y ahora corresponde en alemán. Si los jóvenes aquí quieren estudiar y audicionar en otros lados tienen que estar preparados para cantar en estos idiomas”, explicó Esquivel.

Los creadores describen esta obra como divertida e ideal para niños, pues el cuento de los hermanos Grimm es ampliamente conocido. “Me gusta buscar algo diferente y algo nuevo en óperas que todos conocen”, comentó Esquivel.

“Yo estaba estudiando el cuento original de Grimm y descubrí que es terriblemente oscuro. Es sobre una vieja bruja que está cocinando chiquillos y comiéndolos”, relata. Inspirada en esa oscuridad, inyecta un toque sombrío con su estilo steampunk . “Toma elementos de la Revolución Industrial, pero con un toque moderno, futurista, sobre todo en los vestuarios”, explicó.

“Como las voces son jóvenes, y la orquesta necesaria es gigantesca, decidimos solo utilizar el piano”, comentó Esquivel. Por tal motivo, será Castro quien se encargue de la dirección musical y del instrumento durante las cada una de las funciones de la ópera.