Después de seis años de gestión, afirma haber cerrado un ciclo en la institución. Afirma marcharse satisfecho de los proyectos impulsados.

 7 mayo, 2016
Madriz aseguró que desde el Centro Cultural Costarricense Norteamercano seguirá brindando espacios para las artes y la educación. Jorge Navarro.
Madriz aseguró que desde el Centro Cultural Costarricense Norteamercano seguirá brindando espacios para las artes y la educación. Jorge Navarro.

Guillermo Madriz Salas anunció este viernes que el 6 de junio dejará su puesto como director general del Centro Nacional de la Música (CNM), tras seis años al frente de la institución.

Presentó su renuncia para asumir la dirección del Centro Cultural Costarricense Norteamericano el 7 de junio .

Fue en el 2010 cuando inició su gestión del CNM, ente del Ministerio de Cultura y Juventud que agrupa cuatro de los mayores programas del ámbito musical costarricense: la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), el Instituto Nacional de la Música, la Compañía Lírica Nacional y el Coro Sinfónico Nacional.

Durante este período, destaca el nombramiento de Carl St. Clair como director titular de la OSN, la grabación de varios discos (por los cuales la OSN recibió dos nominaciones al Grammy Latino), la gestión de la construcción de un nuevo edificio con una sala de conciertos.

Además, se le atribuye el robustecimiento del perfil público de la Sinfónica y la promoción de giras de conciertos dentro y fuera del país.

“Cuando asumí la dirección del CNM existía una gran inestabilidad en materia administrativa y gerencial. Creo que haber permanecido en el Centro durante seis años dio pie para que muchos proyectos que se querían y se deseaban a lo interno se hicieran realidad”, comentó Madriz.

Enfatizó que el trabajo desde un punto de vista no solo artístico, sino también administrativo, marcó la diferencia.

“En la Compañía Lírica logramos construir un edificio para que pudiera trabajar en un espacio de forma tranquila. Hicimos renovaciones a lo interno en forma de infraestructura, cuatro giras internacionales con la OSN, grabaciones, dos nominaciones a los Latin Grammys, una proyección mucho mayor de la OSN hacia todos los costarricenses y por ahí creo que toda la gestión ha sido bastante positiva”, afirmó.

Sylvie Durán, ministra de Cultura, aseguró en un comunicado que Madriz logró una “estabilidad” en el CNM que no había tenido durante años. “Es un colega que dedicó mucha energía a cumplir con sus responsabilidades. Le deseamos lo mejor en este paso adelante en su carrera profesional. Acordamos trabajar de la mano este mes en una transición lo más fluida posible”, comentó. Indicó que el nuevo director se anunciará pronto. El presupuesto del CNM es de unos ¢5.200 millones (incluyendo fondos para los nuevos edificios).

José Aurelio Castillo, concertino y primer violín de la OSN, destacó de su administración el nombramiento de St. Clair a la cabeza de la Orquesta; además, la gestión de l nuevo plantel.

“Esperemos que la persona que llegue continúe con estos proyectos. También fue muy importante en la compra de instrumentos que se hizo durante la administración; se hizo una inversión grande para la Sinfónica. Con él se sintió una gran estabilidad, ya que es una persona muy ejecutiva”, dijo.

Manuel Matarrita, director de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, agradeció la apertura que mostró Madriz con otras instituciones. “Durante mucho tiempo, no había mucha conexión entre las instituciones o proyectos de cooperación y Guillermo siempre se mostró muy abierto”, comentó.

Además, remarcó el interés mostrado en recuperar la producción musical nacional. “Somos varias instituciones las que estamos tratando rescatar el patrimonio musical nacional: estamos nosotros, está la Orquesta de Heredia, por ejemplo. La Sinfónica siempre lo ha hecho, pero los proyectos que gestionó Guillermo fueron más allá”.

Irene Monterroso, presidenta del sindicato de la OSN, considera que la persona que asuma este cargo debe tener apertura al diálogo y manejo de la gestión administrativa y artística.

“No siempre en los últimos año ha existido una comunicación fluida entre la administración y sus trabajadores. Siempre pensamos que los ministros van y vienen, los directores van y vienen, y los músicos siempre estamos ahí. La OSN tiene muy definidas varias cosas y la persona asuma la administración tiene que llegar a apoyar y dirigir eso”, aseguró.