Por: Alejandro Méndez Leiva 24 noviembre, 2015

El 24 de noviembre de 1991 el mundo de la música sufrió uno de sus más grandes reveses. Freddie Mercury acababa de fallecer.

La muerte del vocalista de Queen se dio tan solo un día después de haber anunciado que padecía del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Nadie imaginó que en cuestión de horas iba a dejar de existir.

"A raíz de la enorme conjetura de la prensa durante las últimas dos semanas, deseo confirmar que me he hecho las pruebas de VIH y que tengo sida. Sentí que lo correcto era mantener esta información privada hasta la fecha para proteger la privacidad de quienes me rodean. Sin embargo, ya es tiempo de que mis amigos y mis fans alrededor del mundo conozcan la verdad", dijo en un comunicado el 23 de noviembre de ese año.

Freddie Mercury falleció en 1991 debido a complicaciones por el SIDA.
Freddie Mercury falleció en 1991 debido a complicaciones por el SIDA.

Una bronconeumonía producto del SIDA acabó con su vida un día después.

Este martes se cumplen 24 años de ese suceso que vistió de luto a millones de seguidores de la banda, famosa por éxitos como Bohemian Rhapsody, We Are the Champions y Somebody to Love.

Mercury nació el 5 de setiembre en las islas de Zanzíbar, que en ese entonces era un protectorado británico. Su nombre de nacimiento era Farrokh Bulsara. A los 18 años se trasladó con su familia a Inglaterra donde estudió arte y diseño gráfico, aunque desde muy temprana edad ya manejaba varios instrumentos musicales como el piano.

"El señor Mercury ayudó a forjar un híbrido inmensamente popular de hard rock, pop, heavy metal, cabaret (estilo musical) y un toque de ópera. En su apogeo, a mediados de 1970, el grupo creó una imagen de la decadencia juguetona mientras forjaba elaboradas producciones de estudio en sus álbumes", señaló The New York Times al dar a conocer la muerte del artista.

El éxito le llegó en 1970 luego de su paso por varias bandas. En ese año conforma la banda Queen junto a Brian May, Roger Taylor y John Deacon.

La banda continúa activa con May y Taylor, aunque el éxito de los años setentas y ochentas no ha vuelto a llegar. Hasta el momento ninguno de los vocalistas con los que ha contado la banda ha igualado la versatilidad vocal y los movimientos de Mercury.

Etiquetado como: