Reconocimiento El cantante colombiano fue nominado a dos Grammy Latino por su más reciente álbum, Fonseca sinfónico

Por: Katherine Chaves R. 20 octubre, 2014
Fonseca, de 35 años, ha lanzado cinco discos en su carrera. En este momento trabaja en el próximo. Foto: Cortesía de Fonseca.
Fonseca, de 35 años, ha lanzado cinco discos en su carrera. En este momento trabaja en el próximo. Foto: Cortesía de Fonseca.

Cada cierto tiempo, Fonseca se detiene en el camino, ve hacia atrás y analiza lo que ha hecho hasta ese punto.

Doce años después de que comenzara en la escena musical, este cantante colombiano –conocido por los temas Te mando flores, Arroyito y Eres mi sueño – transita por una ruta que lo ha llevado a cumplir uno de sus sueños musicales “imposibles de alcanzar”: grabar un disco con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

Esta producción, la quinta en la carrera del cantante, se llama Fonseca sinfónico y recopila 12 de sus éxitos y dos versiones de canciones de Louis Armstrong y de Frank Sinatra. Sí, por primera vez, el artista graba temas en inglés.

El trabajo quedó tan limpio y es tan agradable para el oído que la Academia Latina de la Grabación lo nominó el mes pasado en las categorías de mejor álbum del año y mejor álbum vocal pop tradicional.

En caso de que triunfe en una categoría, sería el tercer Grammy Latino que se lleve. En el 2006, ganó la estatuilla a canción tropical por Te mando flores ; en el 2012, obtuvo el galardón por mejor álbum de fusión tropical por su disco Ilusión .

En reiteradas ocasiones, usted mencionó que, si se le presentaba la oportunidad, trabajaría gustoso con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia.

Sí, hacer un disco con la Sinfónica es algo que siempre tuve en mente, pero jamás pensé que se fuera a dar. Siempre me ha llamado la atención la idea de tomar ese riesgo porque no es algo sencillo de hacer. Un artista debe innovar y qué mejor que saliéndose por completo de la zona de comodidad.

Toda esta historia comenzó con dos conciertos que dieron la orquesta y usted el año pasado en Colombia.

T uve esa gran oportunidad; t uvimos la oportunidad de hacer los arreglos a las canciones y acepté la oportunidad y el reto. Es algo único. Quedamos tan contentos de lo que hicimos que comenzamos a conversar hasta que se dio esta producción.

¿Qué fue lo más exigente al grabar el disco en dos días?

Fueron días intensos y lo que más me preocupaba era mantener mi nivel vocal intacto; es decir, no escucharme ronco, que mi voz no perdiera potencia. El proceso de grabación fue muy exigente: solo hicimos tres tomas de cada canción y la que quedó mejor fue la que salió; no hubo regrabaciones. Fue muy agotador.

”Además de eso, otro gran reto que tuvimos era traducir la música al lenguaje sinfónico y lograr que esa transición quedara de la manera más natural posible , que no se sienta forzada ”.

En el disco hace recopilación de sus éxitos. ¿Por qué hacerlo en este momento, cuando cumple 12 años de carrera, y no más adelante?

Hace unos años, jamás me imaginé que esta iba a ser la forma para celebrar mis 12 años de carrera. Si lo hubiera deseado así, no me hubiera salido. Estoy muy agradecido con la vida y creo que ya era hora de recordar mis grandes éxitos, de darles un nuevo aire.

También incluye una canción de Louis Armstrong y otra de Frank Sinatra. Con esto, es la primera vez que se atreve a cantar en inglés.

Desde niño, canto en inglés, pero nunca había grabado algo en ese idioma. Si lo iba a hacer, quería hacerlo cantando temas de ellos: son dos de ídolos, siempre los he admirado por su voz. Además, estos temas los grabamos como se hacía en la época de Sinatra con las grandes orquestas: en bloque, en un mismo lugar y tiempo. Sinatra me influenció en la manera de cantar en inglés tan suave y natural.

En Fonseca sinfónico vuelve a trabajar con el cineasta Christian Schmidt, quien laboró con usted en su video Si te acuerdas de mí , y con el arreglista Juan Andrés Otárola.

Trabajar con ellos fue muy significativo. Los dos son grandes artistas e hicimos muy buena llave. Christian trabajó con 10 cámaras y supo hacer las cosas de la mejor manera. Otárola tuvo la difícil tarea de hacer los arreglos musicales, que es de lo más complicado en este tipo de proyectos, por la transición que mencionaba de lo latino a lo sinfónico.

También trabajó por primera vez con Eduardo Bergallo, más conocido por los 11 episodios sinfónicos , de Gustavo Cerati (2001).

Él fue el genio que hizo que este disco suene como suena. A él se le debe todo, absolutamente todo. Es muy exigente y eso nos encantó. Yo llegué a él por el sinfónico de Cerati y le presenté el proyecto. Se vino para Bogotá y fue muy generoso con sus comentarios hacia mí y hacia mi manera de cantar.

¿Cómo fue grabar al lado del director belga Paul Dury?

Fue meterme en un nuevo mundo, fue una experiencia maravillosa, pero lo mejor es que él me supo guiar por ese mundo que era tan diferente al mío. Él se ha arriesgado a fusionar ritmos folclóricos con orquestas sinfónicas y lo hizo bien.

En entrevistas, usted ha dicho que este no es un disco para promocionar en la radio con un sencillo.

Exacto, lleva un camino completamente diferente al que lleva un disco regular. Es un proyecto más sobrio, que se da a conocer solo. Además de que en las radios juveniles o latinas, que son en las que me suelen poner, no van a programar algo sinfónico. Cuando lo hice, no pensé en que soñaba con que sonara en todo lado; con que lo compren y lo disfruten, mi labor está cumplida.

Y Fonseca sinfónico ha hecho lo propio: triple disco de platino en Colombia y dos nominaciones a los Grammy Latino.

Estar nominados en un lujo grandísimo. Vamos a ver qué pasa; los rivales en las dos categorías son durísimos, pero desde ya estoy celebrando.

¿Ha pensado en unirse de nuevo con la orquesta para dar conciertos?

Sí, queremos hacer más presentaciones, pero no solo acá dentro –en Colombia–. Quiero tocar este disco con todas las sinfónicas que se pueda; por ejemplo, estaremos con la de Quito (Ecuador) y queremos hacerla con la de Costa Rica. Eso sí, sabemos que toman tiempo los ensayos y eso es lo complicado.

Además, ya trabaja en su próximo disco.

Sí, la idea es lanzarlo en el primer semestre del año que viene. Será una producción con canciones inéditas porque desde Ilusión (2011) no he vuelto a sacar disco con temas nuevos. Allí, volveré a mi estilo latino, parrandero y alegre, que tanto me encanta.