Por: Jessica Rojas Ch. 7 marzo, 2013

Las amigas Maripaz Muñoz y Mariana Chávez se prepararon durante varios meses para estar ayer, desde muy temprano, al “pie del cañón” y ver a su grupo musical favorito, los mexicanos de Maná.

Estas jovencitas, de apenas 17 años, eran las primeras en estar en la fila para ingresar a la gradería sur del Estadio Ricardo Saprissa, ayer antes del concierto.

“Llegamos muy temprano para poder tener un buen campo”, comentó Maripaz.

Al igual que estas muchachas, cientos de jóvenes estuvieron en el estadio morado desde temprano, soportando el frío que hizo durante el día, pero muy contentos por ver al cuarteto liderado por Fher Olivera.

Buenas ventas. Los vendedores hicieron su agosto con varios artículos para resguardarse del frío, pues los guantes, las bufandas y hasta las capas para la lluvia se iban como pan caliente. Las camisetas con imágenes de la agrupación no tuvieron la misma suerte, pues a las 3 p. m. quedaban muchas por vender

“Estamos aquí desde temprano, esperando a que se venda algo. La verdad Maná deja ganancias”, comentó Franklin Vargas, quien tenía una amplia variedad de camisetas con los logos de la banda.

Etiquetado como: