Música, artes, yoga y talleres de conocimiento atraerán a unas 5.500 personas a Uvita, Puntarenas, del 23 al 27 de febrero. Envision apuesta por ser un festival único en América Latina.

Por: Carlos Soto Campos 19 febrero
Envision 2017: una tierra para romper esquemas
Envision 2017: una tierra para romper esquemas

El Envision Festival regresará al Pacífico Sur para reunir, un año más, a personas de todo el mundo que quieren vivir por cuatro días en comunión. Estarán rodeados de música, de yoga, talleres para mejorar su alimentación, naturaleza...

El festival se realizará del jueves 23 de febrero hasta la madrugada del lunes 27, tiempo en el que tratarán de llevar a cabo su cometido: romper esquemas.

Los organizadores no lo etiquetan como un festival de música o artes, sino como una experiencia para cada uno de los asistentes.

“Envision se llena de personas que dicen: ‘Creo que es posible vivir diferente y pensar diferente’ y que coincide en que el sistema social en el que vivimos no lo desarrolla. La única manera de impulsarlo es vivirlo, tener esa experiencia”, explicó Luis Luigi Jiménez, miembro de la organización.

Envision 2017: una tierra para romper esquemas
Envision 2017: una tierra para romper esquemas

De esta manera, Envision ofrecerá espacios para alimentar el cuerpo y la mente con esas ideas, para que cada uno de quienes se reúna en la finca La Merced, en Uvita, Puntarenas, se lleve ese mensaje hacia su hogar.

Choque. “Envision es un choque cultural, un choque que invita a vivir sin señalar, sin juzgar, sin poner el dedo en aquello que no entendemos y que nos invita a abrirnos culturalmente”, aseguró Jiménez.

“El mayor ganador de todo esto es el país anfitrión, aquí se queda todo ese conocimiento”, agregó el productor.

Los anfitriones más cercanos, es decir, algunos de los miembros de la comunidad de Uvita se manifestaron el año pasado en contra del festival. Se quejaban de que los asistentes dejaban sucias las playas y de que en el festival había desnudez y consumo de drogas.

“Creemos que la comunicación es la clave de cualquier relación. Envision propone un espacio de respeto: en la entrada hay un rótulo donde se especifica que ni las drogas ni la desnudez se permiten”, afirmó el organizador.

Tras la protesta pacífica –que convocó a unas 50 personas–, la organización de Envision ha aumentado los esfuerzos por acercarse a la comunidad.

No solo han mantenido el programa de Casa Envision –un espacio para impulsar el arte y el emprendedurismo en la zona– sino también reuniones con los vecinos y el alcalde de Osa.

Para los organizadores, este choque cultural es positivo y funciona en ambas vías. “No solo los ticos aprenden de quienes viene de afuera: imagine lo que se van a llevar europeos o estadounidenses cuando escuchen a la cimarrona La Original Domingueña o cuando vean el Baile de los Diablitos”, aseguró Jiménez.

Asistencia. A diferencia de los últimos dos años, Envision no tiene las entradas agotadas. Según la organización, esto sucedió porque se amplió el espacio en el santuario de yoga. Se esperan unas 5.500 personas en la finca, entre voluntarios, músicos y asistentes. El festival es para todo público.

Las entradas aún se puede adquirir por medio del sitio oficial del festival y en esta ocasión se podrán pagar en la puerta del recinto.

Movimiento y comunidad son dos de los pilares en los que se findamenta Envision. La cerca nía de la Finca la Merced, en Uvita con la naturaleza, hace que la vivencia de estos pilares se defina a partir de JOSÉ DÍAZ
Movimiento y comunidad son dos de los pilares en los que se findamenta Envision. La cerca nía de la Finca la Merced, en Uvita con la naturaleza, hace que la vivencia de estos pilares se defina a partir de JOSÉ DÍAZ

En preventa se pude comprar un pase para los cuatro días de festival al precio de $221, para centroamericanos y $386 para ciudadanos de otros países.

También se pueden adquirir paquetes con hospedaje y transporte, o solo para ir el sábado y domingo. La información detallada se encuentra en www.envisionfestival.com.

En este año, la organización apostó por atraer más público suramericano, para lo cual han buscado entrevistas con distintos medios de comunicación y contrataron al grupo Systema Solar, de Colombia y al produtor de música electrónica Nicola Cruz.

Oferta. Envision tiene algunos actos queridos que año con año, no faltan en el cartel. Uno de ellos es Random Raab, productor de electrónica que nutre de ritmo el festival al amanecer. También repiten otros productores como The Traveller y Govinda.

El grupo nacional es otro clásico, tanto así que Luigi Jiménez se volvió, hace cinco años, el bajista oficial del grupo.

De bandera tica estarán también Felipe Pérez (cantante en 424 y Flpprz), los DJ Bartozs Brenes, Mario Miranda, Melissa O, Fernando Mel, el dúo Faceblind y los DJ de Costa Rica Space Program, Funka y Bunny Wabbit.

Participarán los grupos de reggae Fuerza Dread y Killer Diller, la banda de funk y ritmos afro Infibeat, la cantautora Maf É Tula, el dúo de música experimental Mimayato y Javier Arce, cantante de Cocofunka presentará su proyecto como solista.

Conocimiento. Este año, Envision también enriqueció su oferta de charlas y yoga. En el sitio web se mencionan ocho pilares de interés en la experiencia Envision.

Estos temas son música, movimiento, espiritualidad, arte, permacultura, eco-construcción, comunidad y salud. Se reflejan, por ejemplo, en talleres sobre masculinidad –inspirados en la cultura maya– o sobre sexualidad.

También habrá una ceremonia de tabaco con miembros de la comunidad Maleku y un Baile de los diablitos por parte de la comunidad Boruca.

Envision 2017: una tierra para romper esquemas
Envision 2017: una tierra para romper esquemas

Darán clases y charlas especialistas de distintas formas de yoga y otras formas de mover el cuerpo (danza africana, bellydance y hoopdance), además de charlas para mejorar los hábtos alimenticios.

El economista y actividad John Perkins, quien fuera parte de la CIA, vendrá a dar una charla que promoverá la justicia, la paz y el desarrollo sostenible.

Todas estas charlas son de libre acceso para quienes hayan pagado su boleto.

“Queremos que Envision sea el festival de transformación más grande de Latinoamérica”, señaló Luigi Jiménez.

“Si generamos una plataforma en Costa Rica, el país se va a nutrir de toda esta información y la gente va a tener seguridad de que algo bueno está pasando aquí. Les va a dar curiosidad”, finalizó el organizador.