Variado Con música medieval, renacentista y barroca, la agrupación estadounidense puso a vibrar al público

 14 agosto, 2012

Corresponsal de GN

El domingo, en una fecha más del Festival de Música Credomatic, el grupo Tenet de Nueva York ofreció un gran concierto en San Ramón.

El Templo Parroquial fue un escenario perfecto para que la agrupación expusiera su gran calidad musical ante una afluencia de público significativa.

Minutos después de las 8 p. m, con música medieval, renacentista y un barroco temprano, el sexteto demostró que es un grupo con grandes virtudes y profesionalismo.

Tenet es una clara muestra de lo que llaman una agrupación netamente tradicional antigua, en la que una tiorba (instrumento de 16 cuerdas, semejante al laúd) hace un relleno armónico y el arpa barroca canta junto con las voces.

Las tres voces del sexteto demostraron su gran capacidad para interpretar este tipo de música.

Transcurridas varias canciones y minutos, el grupo finalizó su segundo bloque del concierto con el tema Disperate speranze , el cual al concluir levantó de los escaños a todos los asistentes en un aplauso.

Para el inicio del tercer y último bloque del concierto, el público se encontraba totalmente conquistado por el sexteto.

Entre las últimas piezas que la agrupación interpretó se encontraron Canarios y Fortuna su’l volto seguida de Fan battagli ai miei pensieri , que al concluir recibió un fuerte estruendo de palmas que se escuchó por todo el templo.

Después de tan efusiva despedida, los músicos le regalaron al público una canción más: El pasacalle de la vida y cerca de las 9:30 p. m. terminaron la mágica presentación.

“Me gustó: un profesionalismo exquisito, el comportamiento de ellos como si estuvieran tocando para un público conocedor, complacientes con todos y, además, con un gran nivel técnico”, dijo Mario Coto, flautista y vecino de San Ramón.