Festín de héroes La Sinfónica Nacional y la Fundación Jóvenes Cantantes se unirán para presentar la difícil ópera de Richard Strauss

Por: Yendry Miranda 11 septiembre, 2014
Fuerte jornada. La Orquesta Sinfónica Nacional dedicó las últimas dos semanas a ensayar la obra. Archivo.
Fuerte jornada. La Orquesta Sinfónica Nacional dedicó las últimas dos semanas a ensayar la obra. Archivo.

Si hay una ópera que es desafiante tanto para instrumentistas como para cantantes es Ariadne auf Naxos, composición de Richard Strauss con libreto de Hugo von Hofmannsthal, que presentará la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) el fin de semana.

Tal reto lo remarcó Siegmund Weinmeister, director invitado de la Sinfónica. Como instrumentista sabe que para ejecutarla se requieren muchas horas de estudio, tanto dentro como fuera de los ensayos, y como director de ópera reconoce que es una obra hecha para ser interpretada solo por voces expertas.

La versión en concierto de la ópera Ariadne auf Naxos se interpretará por primera vez en la historia, como parte de la Temporada Especial de la OSN.

Llegará a escena gracias a una iniciativa de la Fundación de Jóvenes Cantantes MP, que lidera la conocida soprano costarricense Íride Martínez.

Además de los músicos de la Sinfónica, participan 13 cantantes de tal fundación, el tenor estadounidense Elliott Deasy y el actor austriaco Manfred Maurer, quienes asumirán papeles secundarios.

Ariadne auf Naxos trata acerca de lo que pasa en escena y tras bastidores de una ópera. Su trama transcurre en la casa del hombre más rico de Viena, donde una noche se presentará un espectáculo musical inspirado en el mito de Ariadna y Baco. Se representa una ópera dentro de la ópera.

“Este año se conmemoran los 150 años del nacimiento de Richard Strauss. Esta ópera nunca se hizo en el país porque nunca hubo cantantes que estuvieran preparados para hacerla ni musicalmente ni técnicamente. Al darnos cuenta de que con el elenco de la fundación podíamos hacer la obra, decidimos presentarla”, aseguró Martínez, quien trabajó las últimas semanas en la preparación de sus pupilos.

Según explicó, lo que el público verá en escena será una interpretación de la ópera sin escenografía o vestuario especial para la ocasión, pero sí con la calidad vocal y el histrionismo que requiere la obra.

Aclaró que la función sí contará con subtítulos, con el fin de que el público pueda comprender la trama de Ariadne auf Naxos .

Emoción. Con las funciones de mañana y el domingo, los cantantes y músicos les pondrán fin a un periodo de intensos ensayos.

“La experiencia ha sido muy enriquecedora. Lo mejor de todo el proceso es ver cómo los colegas más jóvenes han sacado alas y se han echado a volar durante los ensayos. Su trabajo intensivo ha hecho que ellos se desarrollen muy rápidamente”, comentó la soprano Laura Corrales, quien hará el rol de Zerbinetta, una de las cantantes del grupo cómico.

Para la soprano Gloriela Villalobos, esta será una ocasión muy especial pues nunca antes había tenido la oportunidad de asumir un rol protagónico como Ariadne.

“Es algo muy diferente a lo que una está acostumbrada a cantar. Las armonías de Strauss tienen mucha disonancia y tienen intervalos sumamente complicados”, aseguró.

Por su parte, José Aurelio Castillo, concertino de la Orquesta Sinfónica Nacional, hizo un llamado para que los seguidores de la orquesta y también los amantes de la música académica no dejen pasar esta oportunidad.

“Es un gran reto para todos. Las obras de Strauss siempre tienen una gran dificultad, pero esta es una de las más exigentes que me he encontrado, ya que, en el caso de las cuerdas, es muy interesante ver cómo cada uno de los integrantes toca una parte distinta”. destacó.

La ópera Ariadne auf Naxos, de Richard Strauss, tendrá dos presentaciones este viernes 12 (8 p. m.) y domingo 14 (10:30 a. m.) en el Teatro Nacional.

Tanto el viernes 12 (7 p. m.) como el domingo 14 (9:30 a. m.) de setiembre se efectuará un conversatorio con el maestro Siegmund Weinmeister, la soprano Íride Martínez y un cantante invitado, en el foyer del Teatro Nacional. La entrada a esta conversación será gratuita.

Las entradas cuestan ¢10.000 general. Los estudiantes con carné y los adultos mayores tendrán un 50% de descuento. Las entradas para esta presentación se compran en la boletería del Teatro Nacional.