Espectáculo especial Con el concierto El tango y sus historias , Pablo Dell'Oca Sala lleva pasión dolorosa del género a las bandas de vientos

Por: Fernando Chaves Espinach 24 agosto, 2014
Invitado especial. Pablo Dell’Oca dirigirá a la Banda de Conciertos de San José este domingo. Carlos GonzáleZ.
Invitado especial. Pablo Dell’Oca dirigirá a la Banda de Conciertos de San José este domingo. Carlos GonzáleZ.

El dolor nació en los cafetines rioplatenses, atiborrados de marineros y de anhelos por mujeres. De ahí en adelante, ese sentimiento, el tanto, devino en música y baile. Este domingo, El tango y sus historias revelará esa pasión a los ticos .

El espectáculo gratuito se presentará en el Centro Nacional de Cultura (antigua Fanal), en San José, a la 1 p. m.. La Banda de Conciertos de San José interpretará la obra escrita por el brasileño Dario Sotelo y dirigida por el argentino Pablo Dell’Oca Sala.

“El espectáculo, desde el punto de vista musical, mira el tango a través de su historia. Había que hacerlo de modo que gente que no conociera la historia del tango se adentrara en ella”, explica Dell’Oca.

El proyecto requirió extensa investigación de Sotelo y Dell’Oca, impulsores de la música de bandas, en busca de la esencia del género.

“Vengo haciendo arreglos musicales, componiendo y dirigiendo desde que tengo 12 años, pero es el primer espectáculo en el que siento que logré sonido de los vientos como a mí me gustaba”, explica el director.

Compañía. A los vientos se sumarán piano, guitarra y badoneón – el cual tocará el argentino Alejandro Guerschberg. El espectáculo es narrativo, anclado en personajes interpretados por Octavio Sandí (el tango, Carlos Gardel, Aníbal Troilo y Astor Piazzolla).

Naturalmente, también habrá baile, a cargo de Fantasía de Tango . “el tango no se puede separar del bailarín. El bailarín es más esencial a la historia del tango que el bandoneón y el cantante”,

De los cafés y prostíbulos, proverbiales vicios del puerto, surgió un baile que al inicio era solo de hombres. Este es uno de los detalles que repasa el espectáculo, que busca reflexionar sobre esta historia más que narrarla linealmente.

“ El tango, si sos rioplatense, es algo que llevás dentro. Es como que a uno le gustara sufrir de determinada manera. Es como pasarse un alambre de púas por el esófago para arriba y para abajo”, confiesa Dell’Oca.

Este sentimiento fue un reto adicional para la Banda de San José. “Hemos logrado una cosa muy difícil, y es que en pocos días he logrado que músicos de una cultura mucho más alegre que la nuestra, lograran entender desde el punto de vista musical lo que es el tango”, asegura el músico.