La música de Generación 3 sigue sonando en las calles de Turrialba y por otras partes del país, haciéndonos recordar el talento que sus abuelos y su padre les transmitió entre marimbas y guitarras.

 30 noviembre, 2015

La sangre –de vez en cuando– se atreve a preservar rasgos intactos de la genética. Este es el caso del grupo musical Generación 3. Oriundos de Turrialba (Cartago) los hermanos Guiselle, Carlos y Édgar Alvarado Mata se encuentran medianamente alejados de la música después de la muerte de su madre Noemí Mata, hace más o menos un año.

Sin embargo, ha llegado el momento de volver.

“Nos estuvimos presentando mucho en la Casona del Cerdo en Multiplaza, o en el Colegio de Abogados, y aún tocamos en eventos privados. Nuestra música no es solo para bailar, si no que se puede disfrutar en un ambiente tranquilo, es para apreciarla”, afirma Guisselle.

Trío familiar. | CARLOS, GUISELLE Y EDGAR ALVARADO MATA SON LOS INTEGRANTES DE GENERACIÓN 3. JOSUÉ HERNÁNDEZ
Trío familiar. | CARLOS, GUISELLE Y EDGAR ALVARADO MATA SON LOS INTEGRANTES DE GENERACIÓN 3. JOSUÉ HERNÁNDEZ

Generación 3 se compone de una guitarra y tres voces que han viajado allende fronteras interpretando a Mocedades, a José José, a Paloma San Basilio, a Roberto Carlos, a Donald Banana, a Juan Gabriel, a Pandora, y más. El año 2009 está entre sus mejores recuerdos, pues fueron invitados a representar a Costa Rica en el Festival del Caribe en Santiago de Cuba, y resultaron los favoritos del público por su música original y por interpretar canciones como De la caña se hace el guaro y Piel canela .

La historia. La familia Alvarado Castro y Alvarado Mata vivió su niñez escuchando marimba y guitarra interpretada por sus abuelos, quienes en 1920 conformaron un famoso dúo. El legado del trío se hace notar en la carrera musical de cada hermano.

Para empezar, su padre, Édgar Alvarado tiene un repertorio de más de dos mil composiciones y sus serenatas fueron famosas durante décadas. Se le recuerda por sus canciones de amor para Turrialba. Su voz y su guitarra se escucharon cuando junto a Humberto Cabezas conformó el grupo Alma turrialbeña.

Édgar también fue uno de los pioneros en llevar el arte al pueblo turrialbeño, en parte por su relación tan cercana con el poeta costarricense Jorge de Bravo (1938-19679).

Huellas. El hijo mayor de don Édgar y doña Sonia, se llamó igual que su padre. En 1973 Edgar (hijo) participó en el festival nacional Guaria de Oro con una canción original llamada Soy , con la que se destacó y llamó la atención no solo de los ticos. Esta canción fue grabada por la el sello discográfico CBS Records. También, grabó un álbum con temas de su padre y otro con temas latinoamericanos. Entretanto, Carlos Alvarado heredó de su padre el amor por la guitarra y en su juventud fue profesor de música e integrante de grupos como Celaje Suerre, con el que también se presentó fuera del país.

Así que para unir fuerzas y unificar el talento, Édgar y Carlos invitaron en el 2007 a su hermana menor Guiselle para conformar un grupo llamado Generación 3, con presentaciones locales en actividades sociales y eventos privados, y desde ese día a hoy, se han mantenido vigentes.

Según Guiselle, la música que toca junto a sus hermanos no es solo para mantener vivo un legado y una historia, también “es para sentir y recordar viejos tiempos, esos que siempre quedan grabados en la piel”.