El sello discográfico del dúo Dimitri Vegas & Like Mike acaba de publicar el nuevo sencillo del DJ, quien se irá de gira internacional a comienzos de junio.

Por: Alessandro Solís Lerici 27 mayo, 2014
DJ Ale Mora. / Fotografía: Pablo Montiel.
DJ Ale Mora. / Fotografía: Pablo Montiel.

El DJ costarricense Ale Mora ha ascendido mucho en la escena del EDM , acrónimo en inglés para la música electrónica bailable, movida en la que se desenvuelve tanto dentro como fuera del país.

Alejandro Mora nació en Houston, Texas, Estados Unidos, pero su familia es costarricense y fue aquí donde creció y se desarrolló. Hace tres años, se mudó a Florida para estudiar negocios, pero un par de años antes de eso había comenzado a producir música electrónica.

Tras tocar en países como Curazao, República Dominicana y Corea del Sur, Mora publicó en febrero pasado su primer sencillo oficial, H.A.M. , una colaboración con el dúo belga Wolfpack, con el que compartió escenario en el festival Life in Color 2014, en Costa Rica.

H.A.M. se editó en el sello discográfico Smash the House, fundado por Dimitri Vegas & Like Mike, a quienes Mora considera sus mentores en materia de promoción, producción y oportunidades. El dúo también tocó en Life in Color.

Bajo ese sello, el costarricense lanzó esta semana el sencillo Flamme , junto al colombiano John Dish. El tema ya lo apoyaron referentes como Tiësto y Hardwell, quienes programan música de Mora en sus respectivos programas de radio.

Para condimentar el lanzamiento y continuar su proceso de efervescencia en la escena electrónica, Mora comenzará una gira internacional la próxima semana.

El viaje empezará en la India, donde tocará el 6 y 7 de junio. El 14 y 15 estará en el Ultra Music Festival de Corea del Sur, donde también habrá shows de Infected Mushroom, Empire of the Sun, Steve Aoki, Paul van Dyk y M.I.A.

El 27 y 28 de junio, la gira de Mora llegará a Paraguay y República Dominicana, respectivamente, antes de culminar con dos espectáculos en Valencia e Ibiza, en España.

Mora tiene el propósito de ofrecer pocos conciertos al año en Costa Rica –asegura que para no “quemar” su nombre–, pero no se descarta la posibilidad de que lo haga en el segundo semestre del año.