Abriendo brechas El disc-jockey pretende incentivar a otros colegas costarricenses a lanzarse a la composición de temas originales

Por: Gloriana Corrales 28 abril, 2014

DJ Lugari está convencido de que en el país hay espacio para dar los primeros pasos en la producción original de música electrónica. Por eso, luego de cuatro años de trabajo, lanzó Sound Collector , su álbum debut.

El disco, que no contiene remezclas ni covers entre sus 11 temas, abarca subgéneros como trance, tecno, house y chill out.

“En el ámbito nacional, hay muy poca gente que hace electrónica. Lo que yo quiero es tirar la piedrita, comenzar a quitar la idea de que en Costa Rica no se puede y unirse a esa gran tendencia de música electrónica que hay ahora, pero nacional”, explicó Roberto Lugari.

DJ’s hay por todo lado, pero lo que hacen es mezclar, no producir. Mezclar es muy fácil porque agarrás la música de cualquier artista y la procesás en las consolas que nosotros usamos. Pero producir música original he visto que no hay mucho”, añadió.

Lugari es arquitecto de profesión, pero comenzó con la música electrónica como un pasatiempo.

Su mentor es el reconocido Dr. Leo, quien también realiza producciones propias, pero hasta ahora no ha logrado lanzar un disco.

Hoy, DJ Lugari tiene los conocimientos musicales necesarios para manejar acordes, melodías y asimetrías en las canciones.

Los sonidos los generó a partir de teclados, programas musicales computarizados e instrumentos virtuales.

En la producción, colaboraron Syel (Sylvia Elena Hidalgo), autora de las Tertulias Musicales en Jazz Café, y la estudiante de canto Karla Sánchez. También participó el expianista del grupo Expresso, Esteban Castro.

La masterización estuvo a cargo de Óscar Marín, quien ha producido discos para Editus y el panameño Rubén Blades.

“Su contenido es de mucha energía, ritmos alegres y hay tanto canciones instrumentales como preparadas con coros y cantadas en inglés y en español”, dijo Lugari.

Buena causa. La mitad de las ganancias de los discos vendidos por el DJ en sus eventos se destinan a la Asociación Prorrecién Nacidos del Hospital de Niños (Aprena), así como de un 35% a un 40% de lo que se comercializa en las tiendas Vértigo y en Automercado. En esa organización, las donaciones se usan para comprar insumos médicos, instrumentos y piezas para reparar equipos.