Vendió más de 60 millones de discos en todo el mundo y llamó la atención por su jugueteo con los tonos agudos.

Por: Alessandro Solís Lerici 27 enero, 2015
Demis Roussos durante un recital en Paris, Francia, a finales del 2006. / Fotografía: AFP.
Demis Roussos durante un recital en Paris, Francia, a finales del 2006. / Fotografía: AFP.

Durante la mañana del domingo 25 de enero, el músico griego Demis Roussos dio su último respiro, a los 68 años. La noticia fue confirmada al día siguiente por su amiga, la periodista Nikos Aliagas, y por sus familiares.

El fallecimiento sucedió en el hospital Ygeia, en Atenas, Grecia, donde estuvo internado durante los últimos días el artista griego nacido en Egipto.

De fama mundial por el himno Rain and Tears , el cual interpretó en 1968 junto al grupo de rock progresivo Aphrodite's Child, Roussos se consolidó con el pasar de los años como una de las voces más monumentales de Grecia.

Con capacidad para cantar en inglés, francés, español y griego, y un talento impresionante para coquetear con los tonos agudos, vendió más de 60 millones de álbumes alrededor del mundo.

Ser cantante nunca estuvo en sus planes, pero de casualidad fue lo que lo catapultó a nivel global. Tocaba también la trompeta, el bajo y la guitarra, y se unió a las formaciones de diversos grupos.

Su último disco, Demis , se publicó en mayo del 2009, y fue el primero que se le conoció durante más de nueve años.

Etiquetado como: