Más de 40 años con Blondie, múltiples discos como solista y una voz inconfundible se unen con una de las bellezas míticas de los eclécticos años 70

Por: Fernando Chaves Espinach 1 julio, 2015

Para millones de fans del pop peligrosamente divertido de Blondie, Debbie Harry es Nueva York: impetuosa, seductora y engañosa. Sirena de la banda New Wave , símbolo de una era ecléctica del rock , cumple 70 años y sigue en plena forma.

Pop. Debbie Harry se hizo famosa con Blondie en los años 70. Archivo.
Pop. Debbie Harry se hizo famosa con Blondie en los años 70. Archivo.

Deborah Ann Harry nació en Miami y fue adoptada por una pareja de Nueva Jersey. A fines de los años 60, cantó en una banda de folk rock , The Wind in the Willows, sin mucho éxito. Ya en los años 70, con el pelo decolorado y una mirada imposiblemente atractiva, conoció a Chris Stein, y con él fundó Blondie.

La formación de la banda en 1976 la completaban Gary Valentine, Clem Burke y Jimmy Destri. Su primer disco homónimo (con cortes como Rip Her to Shreds ) y Plastic Letters , de 1977, elevaron su fama en el circuito punk . Harry era figura fija del mítico Studio 54, amiga de Andy Warhol, musa de roqueros, pero aún sin la reputación musical de Ramones o Talking Heads.

Con Parallel Lines (1978), todo cambió. El álbum combinaba el enojo del punk , una reminiscencia irónica del romance de los años 50 y 60, y pleno deleite en el gancho del pop . La fórmula era perfecta para una voz y una figura como las de Harry: frágiles solo en apariencia, feroces sin remedio –bastan como prueba las dos primeras canciones: Hanging on the Telephone y One Way or Another –. Pero el auténtico despegue fue Heart of Glass , donde el disco más pegajoso se mezclaba con una falsa y sensual ingenuidad inmediatamente pegajosa.

Blondie no duraría mucho en la cima, pero a la fecha han vendido más de 50 millones de álbumes. Cortes como The Tide is High , Call Me , Rapture (la primera canción de rap en llegar a la cima de Billboard ) y Atomic resumen su era, impredecible.

“Supongo que tuve suerte de muchas maneras y estuve en el sitio correcto en el momento correcto”, dijo Harry en una entrevista . No se dejó llevar por las modas, sino que prefirió imponerlas. Su look sigue impresionando; ha grabado cinco álbumes como solista y, aunque Blondie se reunió en los años 90, continúa buscando formas de mantenerse activa en la producción propia.

En el 2014, cantó en Carnegie Hall junto a otras dos diosas de la época, Laurie Anderson y Patti Smith. Harry sonó más madura, con voz más profunda. Dice que sigue buscando cómo ser ella misma. Para los melómanos, no hay otra cantante igual.