El artista fue premiado con el galardón a mejor disco del año por Blackstar.

 23 febrero

Londres

El fallecido cantante David Bowie ganó este miércoles el premio Brit al mejor disco del año por Blackstar, al que sumó el de mejor solista, convirtiéndose en el gran triunfador de los galardones británicos.

Bowie superó al gran favorito, el rapero Skipta y su disco Konnichiwa, a la banda The 1975, y su disco I Like It When You Sleep For You Are So Beautiful Yet So Unaware Of It, a Kano y Made In The Manor, y a Kiwanuka y su disco Love and Hate.

El 10 de enero se cumplió el primer aniversario de la muerte del 'Camaleón del rock'
El 10 de enero se cumplió el primer aniversario de la muerte del 'Camaleón del rock'

La banda femenina Little Mix se alzó con el premio a la mejor canción del año por su pegadiza canción Shout Out to My Ex, en una gala celebrada en el pabellón O2 de Londres en la que actuaron Ed Sheeran, Little Mix, Katy Perry y Bruno Mars y Coldplay, entre otros.

"Y el ganador es... el rey", anunció, señalando al cielo, Noel Gallagher, el guitarrista de la banda Oasis, que entregó el premio a Duncan Jones, el hijo de Bowie, fallecido en enero de 2016 de cáncer de pulmón, a los 69 años, muy poco después de publicar Blackstar.

El actor Michael C. Hall, protagonista de la serie televisiva Dexter y del musical de Broadway Blackstar, basado en el último disco del artista británico, recogió el premio al mejor solista británico masculino.

"Me encantaría que Bowie hubiera podido estar aquí. Aunque si hubiera podido estar aquí, no hubiera estado aquí", bromeó Hall. Hace tres años, Bowie envió a recoger el mismo galardón a la modelo Kate Moss con un mensaje pidiendo a los escoceses que siguieran en el Reino Unido, unos meses antes del referéndum de independencia.

Además del galardón al músico de Brixton, la gala en sirvió para rendir homenaje a George Michael, otro cantante británico ilustre fallecido en 2016, el día de Navidad.

Andrew Ridgeley, su compañero en Wham, la famosa banda de los años 1980, leyó un texto antes de que Chris Martin, cantante de Coldplay, interpretase la balada de Michael A Different Corner con un piano y una orquesta de cuerdas.

El premio a mejor solista masculino extranjero recayó en Drake, adelante de su compatriota Leonard Cohen, nominado a título póstumo como Bowie.

Michael, fallecido el 25 de diciembre de 2016 a los 53 años, cerró un año funesto para la música que arrancó con la muerte de su compatriota Bowie en enero, y siguió con las de Prince, Cohen, o Glenn Frey, de los Eagles.

The 1975 se impuso a Radiohead en la categoría de mejor banda británica, además de a Little Mix, The 1975, Bastille y Biffy Clyro.

El ganador del premio a mejor grupo internacional fue A Tribe Called Quest, que se impuso a Drake and Future, Kings of Leon, Nick Cave and the Bad Seeds y Twenty One Pilots.

Finalmente, la mejor solista femenina extranjera fue Beyoncé, que se impuso a su hermana Solange, a la francesa Christine And The Queens, a Rihanna y a Sia.

La victoria de Bowie aparcó la consagración del género grime, "mugre" o "suciedad" en inglés, representado por Skipta, cuyo cuarto álbum ganó este año el premio Mercury.

El grime es una variante particularmente energética del Hip-hop muy popular en los barrios de Londres que tuvo en Dizzee Rascal a su primera estrella, y que funciona muy al margen de los canales habituales de la industria, con radios piratas y ediciones independientes.