Endulza los oídos La Camerata Bern presenta un excelente recital, diverso en estilos y recursos

 22 noviembre, 2014

Con una versión extremadamente delicada pero profusa en texturas y colores de la Sinfonía Salzburg en re mayor ( Divertimento K.136 ) de Mozart, la Camerata Bern dejó claro que se trata de uno de los grupos de más alto nivel que han venido al país en los últimos años.

La directora artística de la orquesta, Antje Weithaas, es violinista líder de Camerata Bern. Rafael Pacheco
La directora artística de la orquesta, Antje Weithaas, es violinista líder de Camerata Bern. Rafael Pacheco

Gracias a un excelente acoplamiento y espléndida comunicación, estos músicos que, como en muchas de las mejores orquestas europeas modernas provienen de diferentes países, pudieron ensamblar un discurso musical auténtico y vivaz de una de las mejores obras de juventud de Mozart, compuesta en su ciudad natal en medio de dos viajes a Italia, cuando el compositor tenía escasos 16 años.

No obstante, no utilizaré la consabida comparación, en primer lugar por respeto al lector y porque la envidiable precisión con que toca este conjunto suizo va mucho más allá que cualquier artefacto de relojería. Se trata de una exactitud flexible y expresiva, que responde a un propósito artístico de primer orden.

Tema y variaciones. La variación, como recurso retórico, se conocía desde la antigüedad y como procedimiento creativo se utiliza ya en la Edad Media. En los siglos XVI y XVII se usa con frecuencia bajo denominaciones como diferencias o glosas en castellano; double en francés; recercada, ostinato y muchas otras en italiano.

Sin embargo, es hasta el siglo XVIII cuando aparecen composiciones completas llamadas “Tema y variaciones” en las que un fragmento se repite varias veces, transformado a partir de procedimientos rítmicos, instrumentales, armónicos y melódicos.

El tema puede ser original, como el de Beethoven en la Sonata Kreutzer , o tomado de otra música e incluso de otro compositor, como es el caso de las Variaciones, sobre un tema de Frank Bridge , de Britten.

En esta pieza de 1937, nueve variaciones más una introducción, una fuga y un final parodian diferentes estilos musicales de manera graciosa en el aria italiana o el vals vienés, pero también con profundidad y dramatismo en la introducción, la marcha fúnebre y el misterioso final.

Esta sucesión de estados de ánimo fueron aprovechados plenamente por los miembros de la Camerata Bern para mostrar un importante dominio de la obra, no exenta de virtuosismo en algunas de las variaciones. No en vano esta composición figura en el repertorio de la Camerata Bern desde hace bastante tiempo.

Lograr variedad y contraste cromático empleando solamente instrumentos de cuerda, los cuales por definición tienen sonido similar, es una tarea creativa compleja, resuelta no obstante con creces en la partitura de Il tuo fiato riposa sotto el cielo d’agosto (Tu aliento descansa bajo el cielo de agosto) en la cual me llamó poderosamente la atención el majestuoso coral que opera como centro climático de la estructura.

En este caso, el compositor suizo contemporáneo Alfred Zimmerlin emplea una paleta de recursos sonoros más amplia que la de Britten, así como un tejido rítmico bastante más complejo, lo cual es frecuente a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Sonata transcrita. Por el contrario, respecto a la transcripción de la Sonata Kreutzer , de Beethoven, para violín solista y orquesta de cuerdas, debo decir que no quedé del todo satisfecho con este arreglo de Richard Tognetti, violinista y director de la Orquesta de Cámara de Australia.

A pesar del indudable virtuosismo de la violinista Antje Weithaas y de que los integrantes de la Camerata Bern se emplearan a fondo, la sonoridad en general me pareció vacía y no pude disfrutar de los intensos contrastes que Beethoven plantea en el original entre el violín y el piano.

Nuevamente debo llamar la atención de la administración del Teatro Nacional sobre la necesidad de no postergar más la instalación de una concha acústica apropiada, problema que pronto se tornará endémico.