Artista se presentó junto a la Kremerata Báltica en el Festival de Música Credomatic

Por: Yendry Miranda 11 agosto, 2013
Kremer dejó que su violón hablara por él la noche de este sábado.
Kremer dejó que su violón hablara por él la noche de este sábado.

Un abarrotado Teatro Nacional ovacionó este sábado al violinista letón Gidon Kremer y su colectivo, la Kremerata Báltica, invitados al Festival de Música Credomatic.

La convocatoria contó con la participación de representantes del gobierno como la presidenta Laura Chinchilla y el ministro de Educación Leonardo Garnier; músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional como el concertino Jose Aurelio Castillo, el violinista Peter Nitsche y la violista Ana Lorena Alfaro; así como los directores Eddie Mora y Gabriela Mora.

Durante dos horas los artistas sedujeron al público con el espectáculo Siempre estaciones, que incluyó obras como Concierto No. 2 para violín, cuerdas y sintetizador, de Philip Glass, con la que Kremer mostró su virtuosismo al público.

El maestro también dio oportunidad para que su agrupación se luciera con la ejecución del Concierto No. 2 El Verano de Las Cuatro Estaciones op.8 (c.1725), de Antonio Vivaldi; una transcripción para vibráfono y cuerdas de Andrei Pushkarev, quien también la interpretó.

Como parte del repertorio el solista y su grupo también tocaron dos piezas de Las estaciones rusas de Leonid Dsyatnikov: Plyach s kukoshkoi (Lamento con cucú) y Tolotnaya (Canto de fertilidad). Entre ovaciones, el concierto llego a su final con una emocionante ejecución de Las cuatro estaciones porteñas de Astor Piazzolla, que hizo que la sala se deshiciera en aplausos para los artistas.

El concierto de este sábado fue el único del festival en el que Kremer participó. Su agrupación continuará con más intervenciones en la fiesta en los hoteles Sí Como No (14 de agosto), Cristal Ballena (15 de agosto), Villa Blanca, en el hotel Villa Caletas, Borinquen (17 de agosto).

Etiquetado como: