El montaje de Compañía Lírica Nacional, que se estrenará el 23 de julio en el Teatro Melico Salazar, modernizará la obra clásica incluyendo elementos tecnológicos de la actualidad. También mostrará escenarios de la París actual y un vestuario acorde a nuestros tiempos

Por: Alexánder Sánchez 12 julio
Arthur Fagen, director musical de La Traviata, Elizabeth Caballero, intérprete principal, y José Darío Innella, director escénico.
Arthur Fagen, director musical de La Traviata, Elizabeth Caballero, intérprete principal, y José Darío Innella, director escénico.

Celulares, redes sociales y tabletas. Todos esos elementos de la sociedad contemporánea formarán parte integral del montaje La traviata, ópera que la Compañía Lírica Nacional (CLN) estrenará el 23 de julio, en el Teatro Popular Melico Salazar.

El libreto, la música y la narrativa de la ópera se mantendrán fieles a la obra original, pero la ambientación se modernizará sustancialmente, empatando con el ritmo actual de los tiempos. En esta ocasión, por ejemplo, el drama se ambientará en el París del 2017.

La traviata, de Giuseppe Verdi, es una obra en tres actos presentada por primera vez en 1848, en Francia. Retrata la historia de Violetta Valéry, cortesana de la época, y su complicada relación con su amante, Alfredo Germont. En medio de suntuosas fiestas, un secreto, un poderoso barón y la ira provocada por el despecho, el drama comienza a gestarse y a subir en intensidad.

Se trata de una de las óperas más representadas del mundo, y en el país su protagonista será la soprano cubano-americana Elizabeth Caballero, como Violetta, y el tenor nacional Massimiliano Pisapia, como Alfredo.

José Manuel Aguilar, director artístico de la CLN, fue la voz principal en la conferencia de prensa sobre 'La traviata'.
José Manuel Aguilar, director artístico de la CLN, fue la voz principal en la conferencia de prensa sobre 'La traviata'.

Aparte de la inclusión de aparatos electrónicos y redes sociales dentro del entramado, los vestuarios y la escenografía también se adecuarán a la actualización propuesta por la producción.

"Sabemos que hay un público más clásico al que de repente no le interesará este montaje. Pero bueno, también queremos atraer a nuevos públicos al teatro", explicó José Manuel Aguilar, director artístico de la CLN.

"Hay que recordar que esta tendencia no es nueva, se da a nivel mundial. Lo que queremos hacer es de alguna manera lo que Verdi quiso lograr en su momento: reflejar a la sociedad de aquel entonces en el montaje, ser un espejo", agregó.

Vestuario y escenografía.

En la conferencia de prensa de La traviata, realizado hoy miércoles en foyer del Melico Salazar, intérpretes de la ópera modelaron algunos de los trajes que utilizaran en la escena. Se trata de cortes actuales, en algunos casos con telas brillantes y coloridas.

"El vestuario es maravilloso. El trabajo que ha hecho Francisco Alpízar es superprofesional, así como en los demás aspectos del montaje", destacó José Darío Innella, director escénico de La Traviata.

Una de las más emocionadas con los trajes es la propia Elizabeth Caballero, quien en broma aseguró "que se los quiere llevar para la casa".

"Son bellos, de verdad, me van a tener que retener en el aeropuerto porque me los llevo", expresó Caballero, quien tiene varios años de interpretar a Violeta en otras adaptaciones de La traviata.

"Es un reto hacer el personaje nuevamente. Pues como lo he cantado mucho, de la forma tradicional, es un reto que me gusta. La pasó muy bien y me estoy diviertiendo mucho con las ideas de José Darío. Al cambiar el subtexto, siento que le estoy dando una nueva vida al personaje", agregó la soprano.

Cantantes líricos de 'La Traviata' mostraron parte del vestuario que se presentará en la ópera.
Cantantes líricos de 'La Traviata' mostraron parte del vestuario que se presentará en la ópera.

Con respecto al escenografía –a cargo de Fernando Castro–, y la línea visual del montaje, Inella adelantó que "recrea departamentos" que cualquier persona se puede encontrar en "barrios superexclusivos" del París de hoy.

"En el primer acto, por ejemplo, se da en la casa que el barón le pone a Violetta, su amante, pues es un político muy importante. Él la instala en un departamento de mucha categoría. Van a ver todo lo que la ópera muestra, solo que en clave moderna", dijo Inella.

Además, el director artístico, de nacionalidad argentina y con una destacada experiencia internacional, agregó que el montaje ilustrará dos fiestas, donde los celulares y los gadgets tendrán su rol más importante.

"Son dos fiestas muy diferentes. Una es de gente de la industria cinematográfica y de la televisión, una fiesta donde corren drogas y es muy abierta en todos los sentidos", dijo Innella.

"La segunda es una fiesta más conservadora, donde se ambienta el mundo del barón", agregó.

En esos contextos, la tecnología entra en un juego muy particular.

"En las fiestas pasan muchas cosas y la gente se cuenta los acontecimientos por mensajes de texto, twitter, Instagram. Entonces eso es lo que vamos a ver, la historia resignificada y releída desde lo contemporáneo", finalizó Inella.

El teatro se prepara.

Normalmente, el Teatro Nacional sería la casa por naturaleza de La traviata, pero debido a los trabajos a los que está siendo sometido el inmueble, la ópera se instalará en el Melico Salazar.

Marielos Fonseca, directora del teatro, se mostró muy complacida de convertirse en anfitriona del montaje y aseguró que todo está casi listo para arrancar con las presentaciones.

"Siempre que llega un montaje de esta envergadura es un reto importante para nosotros. Lo tomamos con seriedad y podemos decir que hemos salido avante con todo", expresó Fonseca.

Para albergar La traviata, además de enbellecerlo con alfombras nuevas y otros elementos cosméticos, el teatro tendrá que acondicionar el foso, una parte de ese escenario muy poco utilizada.

El foso albergará a los 65 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, quien junto a los 40 integrantes del Coro Sinfónico Nacional y los nueve cantantes líricos musicalizarán el montaje. Todos bajo la dirección musical del estadounidense Arthur Fagen.

En 'La traviata', Elizabeth Caballero encarna a Voleta Valéry.
En 'La traviata', Elizabeth Caballero encarna a Voleta Valéry.

"Ya nuestros técnicos están trabajando en eso. Como decimos popularmente ellos se las saben todas y por eso confiamos en que todo saldrá bien. La fosa es muy grande y amplia hacia adentro, solo hay que acondicionarlo un poco pues ya sabemos que la orquesta es gigante", agregó Fonseca.

Los boletos.

Desde el 23 de junio, las entradas para La traviata pueden adquirirse en el sitio www.specialticket.net. Además, pueden comprarse mediante el call center 2528-8778.

Desde el 21 de julio, por su parte, los boletos se pueden comprar en una ventanilla especial del teatro.

Los precios oscilan entre los ¢7.000 y ¢30.000, según la localidad. A ciudadanos de oro y estudiantes se les aplicará un 20% de descuento al presentar la cédula o carné en los puntos de venta, solamente.

Lista oficial de precios:

Luneta preferencial: ¢30.000

Luneta regular: ¢25.000

Palcos primer piso: ¢20.000

Balcones segundo piso: ¢20.000

Palcos segundo piso: ¢15.000

Balcones tercer piso: ¢15.000

Palcos tercer piso: ¢10.000

Galería: ¢7.000