Esta es la segunda edición del festival de música

 2 julio, 2016

La segunda edición del Chepe Rock ha sido más que un éxito de asistencia: fue la oportunidad perfecta para disfrutar del talento de grandes artistas nacionales e internacionales, en una Plaza de la Democracia que se rindió ante el rock, el pop y el ska.

Aunque la lluvia que cayó de forma incesante en la mañana pudo haber ahuyentado al público, esto no sucedió y por el contrario lo que llovió fue arte.

El festival, que organizó la agrupación Percance, se ha desarrollado sin contratiempos desde que comenzó a eso de las 11 a. m., con la participación de las bandas nuevas Sin Kareta, Dr. Kyma y Corto Circuito. De acuerdo con Esteban Ramírez, de Percance, la respuesta del público fue muy positiva hacia la música de estas jóvenes agrupaciones.

Después de la participación de los grupos nuevos, comenzó la descarga de experiencia. Los primeros en la tarima fueron los de The Movement in Codes, con una dosis de buen rock, los ticos comenzaron a calentar los ánimos de los espectadores que, poco a poco, fueron abarrotando la Plaza de la Democracia.

Siguiendo con la alineación del Chepe Rock, los de El Guato pusieron su cuota de ska a un festival que se destaca por la variedad de géneros musicales y generaciones que los escuchan atentamente. En definitiva, Geova, vocalista de El Guato, es un showman en todo el sentido y las piezas de su amplia trayectoria fueron sólidas en la misión de encantar a los presentes.

El pop llegó de la mano de Entre Líneas; los muchachos supieron echarse al hombro al exigente publico con divertidas interacciones con los espectadores.

Desde Guatemala la banda Malacates fue parte del Chepe Rock.
Desde Guatemala la banda Malacates fue parte del Chepe Rock.

El primer turno de los internacionales estuvo a cargo de los guatemaltecos de Malacates Trebol Shop. Los chapines interpretaron temas exitosos de sus más de 20 años de carrera, así como piezas de su más reciente disco titulado A quien corresponda.

Cuando llegó el chance de que de nuevo sonara música costarricense, ocurrió algo hermoso. Los siguientes en la lista eran los de Sonámbulo, agrupación que se sabe muy querida por los ticos, y cuando subieron a la tarima la aglomeración de fanáticos frente al escenario se hizo gigante.

Cuando sonaron las primeras notas de Sonámbulo, el publico simplemente se dejó envolver y fue como un hechizo que los atrapó a todos para que zapatearan al ritmo de sus piezas. Fue una locura.

Los colombianos de Doctor Krápula dedicaron su presentación a hacer un amplio recorrido por sus más grandes éxitos y de paso anunciaron que en octubre vendrán al país a tocar en compañía de Molotov. La noticia alborotó al publico y los inyectó de más emoción por escuchar las canciones de los consolidados suramericanos.

A eso de las 5:30 p. m., arribaron al escenario los nacionales de Kadeho, liderados por su vocalista Mechas. Definitivamente, son otros de los favoritos de los ticos. Con algo de rock y también ska, Mechas interpretó Hasta que vuelva a amanecer y Soy.

Kapanga definitivamente llegó con toda su trayectoria en la bolsa y gracias a su enérgica presentación hubo intensidad a más no poder. Los argentinos le cumplieron a un público que los esperaba desde hace muchos años y con grandes éxitos llevaron al éxtasis el baile. Punto altísimo a eso de las 7 p.m. en el Chepe Rock.

¿Y Percance? El cierre del festival no podía ser mejor.

Los anfitriones demostraron por qué son una de las bandas favoritas del público tico. Los presentes no pararon de corear todas sus canciones.

Durante el adiós del evento, los jóvenes artistas le sacaron más que sudor a las cientos de personas que se quedaron hasta el final del concierto.

La alegría fluyó tanto por parte de los músicos como de su fanaticada, era de esperarse que fuera recíproco.

Los Percance aseguraron que desde esta semana ya trabajarán en la edición 2017 del Chepe Rock.

El cierre de este festival de música está pactado para que sea a eso de las 9 p. m.