Selfies para la vida Varios fanáticos tuvieron oportunidad de subir al escenario de Parque Viva para tomarse una fotografía con la cantante

Por: Fernando Chaves Espinach 20 octubre, 2015
Llamados a escena. Isaac Manzanares y Daniel Cabada sonríen para la foto que tomó Katy Perry sobre el escenario. Daniel Cabada para La Nación.
Llamados a escena. Isaac Manzanares y Daniel Cabada sonríen para la foto que tomó Katy Perry sobre el escenario. Daniel Cabada para La Nación.

Uno va a un concierto esperando disfrutar de la música más querida de su diva, no para subirse al escenario y sonreír frente a 16.000 personas. A media docena de fanáticos de Katy Perry , así los sorprendió el concierto de este domingo en Parque Viva, cuando subieron al escenario para compartir unos minutos con la intérprete de Roar .

Con suerte. Carolina Fernández se tomó una selfie con Katy Perry y Tinashe. Carolina Fernández para La Nación.
Con suerte. Carolina Fernández se tomó una selfie con Katy Perry y Tinashe. Carolina Fernández para La Nación.

En el show de cierre del Prismatic World Tour , celebrado en el Anfiteatro Coca-Cola en La Guácima , la cantante estadounidense hizo lo acostumbrado en sus conciertos, el sueño de todo fan: llamar a escenario a varios presentes para tomarse un selfie con ellos.

Era algo con lo que Daniel Cabada e Isaac Manzanares , de San José, habían soñado. Desde las 3 p. m., se pasearon por el parque disfrazados de los tiburones que Katy Perry hizo célebres en el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl. Querían divertirse un rato, pero también una foto con ella.

Toda la tarde, se pasearon entre otros cientos de asistentes maquillados y disfrazados como los caricaturescos personajes de videos de su ídolo como Dark Horse y Last Friday Night .

“Nos tomamos como 900 fotos con todo el mundo. Estando aquí, le dijimos a todo el mundo de producción, hasta a los bailarines, y todo el mundo nos decía que no...”, dijo Cabada, de 30 años.

“Cuando ella dijo, voy a llamar a alguien del público, me puse aquí (en un palco) a brincar y brincar hasta que volvió a ver y dijo: ‘ ¡Sharks, come here! ’, salí corriendo”, recordó al cierre.

¿Cómo será estar al frente de semejante audiencia, rodeado de luces brillantes, junto a una de las artistas más populares de hoy? “Se siente demasiado raro. Vi como a 30 amigos y todos me decían: ‘¡No puedo creer que usted esté ahí arriba!’”, afirma Cabada. Tiene suerte: cuando Britney Spears estuvo en el país, se fotografió con ella en la playa.

Con ellos subieron también la ramonense de 18 años Carolina Fernández , disfrazada de muñequito de jengibre. “Un muchacho muy alto me ayudó a ponerme sobre los hombros de él. Fue muy chiva. Pensé que era posible, pero no que era tan fácil”, comentó. Fue complicado ponerse un traje tan grande; le faltaron algunos detalles. “Yo estaba como llorando por dentro ahí arriba”, confesó.

También subieron al escenario un niño ramonense y una niña nicaragüense. Katy Perry les preguntó a cada uno de dónde venían y en qué zona estaban sentados. La audiencia reventó en aplausos y gritos mientras la cantante bromeaba con ellos.

Lo que mucha gente se preguntó al ver a los fans así ataviados era: ¿cómo aguantaron el calor y el aguacero guacimeños? “Demasiado calor. Es como una sauna acá adentro. Ahorita bajo de peso”, bromeó Manzanares. Él, por cierto, también tiene suerte: se fotografió con la rumana Inna en Nicaragua y El Salvador.

Ayer, miles de fans seguramente sintieron envidia por la foto que lograron. Bromeó Cabada: “El traje me costó como $100. Para Halloween lo voy a aprovechar, y espero que la gente sepa esto y ganarme un premiecillo...”.