Por: Alexánder Sánchez 3 mayo, 2015

Sebu Simonian y Ryan Merchant sí que tienen estilo.

De principio a fin, el dúo que conforma Capital Cities y su refinado indie pop , derrochó talento en tarima y además goleó en presencia, comunicación y onda positiva.

Tanto fue así, que terminó domando al Parque Viva.

Capital Cities levantó al público de sus asientos desde sus primeras interpretaciones: Tell Me How to Live y Chartreuse . Teclado, guitarra eléctrica, trompeta y batería, fueron sus grandes y suculentos aliados durante todo el concierto.

“¿Quieren bailar con nosotros?”, dijo Sebu con animado y contagioso verbo. De inmediato y sin perder ni un segundo, Ryan tomó la palabra para explicar una sencilla, curiosa y divertida coreografía.

La invitación causó furor. El Parque Viva no se resistió en los absoluto y se movió al ritmo de Origami y Center Stage.

Luego, sonidos y recuerdos de Michael Jackson resonaron con Remember theTime y llenaron de emoción a la audiencia gracias al mejor aliado de Capital Cities, el trompetista Spencer Ludwig.

Éxtasis. Pero aún faltaba lo mejor, el anfiteatro Coca-Cola reconoció de inmediato el sonido de Kangaroo Court , uno de los temas más pegados de la banda estadounidense. Palmas, gritos y aplausos acompañaron los mejores momentos de la banda.

Más tarde, el alma de los Bee Gees se sintió con una lucida versión de Stayin’ Alive . Con los brazos arriba y siguiendo el mandato de Capital Cities, el Anfiteatro Coca-Cola gozó con la movida y setentera pieza.

Luego de que Ryan confesara que vino de luna de miel al país y eso provocara los gritos de las damas, al repertorio de la banda californiana se sumó Farrah Fawcett Hair y I Sold My Bed.

Pero Capital Cities llegó al éxtasis de su show al interpretar Safe and Sound .

La locura de la gente al escuchar su canción estandarte, encendió al dúo de tal manera que lo llevó a caminar por la pasarela de la tarima. En ese lapso musical, nadie se quedó quieto ni callado. Safe and Sound logró un efecto arrasador en La Guácima.

Y ya, cuando todo el mundo estaba conectado, Capital Cities mató al público con una deliciosa versión de Nothing Compares 2 U y terminó de ennoviarse con el Anfiteatro Coca-Cola.

Por si fuera poco, la banda californiana se despidió con Holiday , de Madonna, y dio al público una dosis más de Safe and Sound .

Sebu y Ryan se volvieron literalmente locos en su despedida del escenario y hasta se bajaron de su pedestal para saltar en medio de la gente que los aclamaba.

¡Y ojo al final!: “Por favor, quitense la ropa”, solicitó Ryan de sorpresa.

Y sí, tanta era la loquera que se armó, que la gente se quitó mínimo una prenda y la comenzó a ondear al ritmo contagiosa pieza. Así, hasta ese punto, domó Capital a Cities al Parque Viva. ¡Un abrebocas de lujo!.