La música de la película es exclusivamente de artistas locales, entre ellos Ray Tico, Rialengo, Sonámbulo y Gonín.

Por: Alessandro Solís Lerici 3 septiembre, 2015
Ray Tico aparece en el soundtrack con la canción ‘Me quedo callado’. / Fotografía: Archivo.
Ray Tico aparece en el soundtrack con la canción ‘Me quedo callado’. / Fotografía: Archivo.

La libertad es tema medular en Presos, tanto en su guion como en sus escenas y su banda sonora, la cual asume al baile –y, por supuesto, la música– como vehículo para la emancipación.

La tercera película de Esteban Ramírez llega a los cines este jueves, con música de artistas costarricenses y con el swing criollo como norte sonoro.

Quienes vieron el tráiler lo saben: en el medio explota Habichuela, de Sonámbulo, parte de su disco Psicosonorama (2014).

“Cuando salió el disco lo estaba esperando. Por suerte estábamos en posproducción, pues conecté con Habichuela. La sentí como si la hubieran hecho para la película, y obviamente no fue así”, comentó Ramírez.

De Sonámbulo también suena Jabalí montuno II en una escena de la película, la cual también incluye las piezas Me quedo callado, de Ray Tico; Corazón roto, de Rialengo y Playa, montaña y sol, de Gonin, además de música incidental a cargo de Bernal Villegas (Suite Doble, 50 al Norte).

“La película tiene personajes muy ligados al baile, y eso me permitió que inclusive tuviera menos música incidental”, dijo Ramírez. “La idea es que los actores por sí solos tengan que sostener la trama y no apoyarse en la música, que puede ayudar pero también puede ensuciar. Es más sincera una actuación sin música”.

No obstante, hay tres momentos en los que las canciones protagonizan y todos tienen que ver con baile. “Investigué cuáles son las músicas que se bailan en Costa Rica y, a pesar de que no hay mucha música original de swing, lo que hay es muy bueno y a mí me gusta mucho”, explicó Ramírez.

El cineasta alega que, de existir demanda, publicaría la banda sonora con estas y otras canciones. “Estamos sobrados de músicos; de verdad que Costa Rica tiene una tradición y un oficio y una variedad impresionantes”, dijo.