El célebre estonio puede ser el compositor vivo más conocido, gracias a un estilo sereno, muy emotivo y complejo

Por: Fernando Chaves Espinach 11 septiembre, 2015
 Arvo Pärt, en pleno proceso de grabación de una de sus obras, en el 2011.
Arvo Pärt, en pleno proceso de grabación de una de sus obras, en el 2011.

Redacción

"He descubierto que es suficiente cuando una sola nota es tocada bellamente", ha dicho el compositor estonio Arvo Pärt. Este jueves celebra 80 años, gran parte de los cuales ha consagrado a la creación musical.

El compositor Arvo Pärt nació en Estonia, pero se fue en los años 70.
El compositor Arvo Pärt nació en Estonia, pero se fue en los años 70.

Es, fácilmente, el autor de música clásica contemporánea más popular del mundo, gracias a su estilo sereno, muy emotivo y complejo. Ha sido descrito con frecuencia como autor de una obra de tonos espirituales y honda meditación. Algunas de sus composiciones inspiran un profundo estado de contemplación y se aproximan al silencio.

Elegimos cinco piezas para recordar por qué es tan querido por los melómanos o para que sirvan de introducción a una obra aún creciente. Si puede, escuche con audífonos y ojos cerrados.

5. Für Alina (1976)

Esta miniatura para piano fue la primera composición en la que Pärt expuso su estilo tintinnabuli (pequeñas campanas), en la cual la corriente del misticismo, la simplicidad armónica y el rigor estético y compositivo que caracterizan su trabajo posterior empiezan a tomar forma. Inspirado en las campanas, su música empieza a construirse con triadas de notas, algo así como los elementos más simples de la música europea.

4. Tercera sinfonía (1971)

A mediados de los años 70, empiezan a notarse el interés de Pärt en la música sacra y, especialmente, el canto gregoriano. En esta sinfonía previa, explora los inicios de la polifonía europea y se encuentra justo en medio del periodo minimalista y la música modernista.

3. Adam's Lament (2009)

Esta composición coral ganó el Grammy en el 2014. De inspiración religiosa, para coro y orquesta, nos habla de la caída de Adán como un símbolo de la humanidad entera. Pärt es el compositor vivo cuyas obras se han interpretado con más frecuencia por grandes orquestas.

2. Tabula Rasa (1977)

Una de las composiciones más populares de Arvo Pärt, utilizada con frecuencia en documentales y ficciones por su poder expresivo. Esta obra emerge del periodo de intenso estudio de los materiales básicos de la música occidental, del cual surgiría su técnica tintinnabuli. Solistas, piano y orquesta sobreponen capa tras capa de creciente expresividad, dialogando para agregar nuevas tonalidades conforme avanza la obra.

1. Spiegel im Spiegel (1978)

El título, Espejo en el espejo, refiere a un espejo infinito, la repetición intermimable que podemos apreciar en la estructura de la pieza. Este año, se estrenará The Lost Paradise, un documental sobre el compositor. Si le gustó la música, esté atento a este filme, para aprender más sobre él.