Final internacional se disputará este domingo 3 de diciembre en la Arena México. Viva conversó con el español que improvisó rimas por más de 24 horas

Por: Carlos Soto Campos 3 diciembre
El español Arkano se coronó campeón internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos en el 2015. En el 2016 rompió un récord mundial en improvisación y ahora, espera llevarse el título de nuevo a casa. (Cortesía de Red Bull)
El español Arkano se coronó campeón internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos en el 2015. En el 2016 rompió un récord mundial en improvisación y ahora, espera llevarse el título de nuevo a casa. (Cortesía de Red Bull)

El lema de la Red Bull Batalla de Gallos es sencillo: muchos hablan, pocos riman, solo los mejores improvisan. La capacidad de inventar sobre la marcha rimas con un tema es un gran reto que la mayoría no logramos sostener ni por medio minuto.

Ahora, imagínese tener que hacerlo por 24 horas o más. Ese es el logro más grande en la carrera de Arkano, un rapero español que tiene en sus manos (o más bien, su garganta) el récord Guiness por improvisación de rap.

El joven de 23 años llegó este fin de semana a la Ciudad de México con ese récord, un nuevo álbum y un libro contando toda la experiencia, a la final internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos, una competencia de improvisación que reúne a los mejores raperos del idioma español.

Arkano, de hecho ganó la competencia en el 2015 y espera hacerse con el título este domingo 3 de diciembre en la Arena México. A partir de las 5 p.m. (hora de Costa Rica y México) el espectáculo se transmitirá en el sitio redbull.tv/batalla de manera gratuita.

Dos días antes de la competencia Arkano habló sobre su regreso a las batallas de rap y sus intenciones de usar la palabra como herramienta para cambiar el mundo.

— ¿Cómo se involucró en el hip-hop? ¿Hay una escena fuerte en su ciudad?

— La verdad es que en Alicante tenemos una suerte inmensa, muchísimo hip-hop, mucho rap y yo empecé por mi hermana. Ella rapeaba, pintaba grafiti y estaba muy metida en la cultura. Cuando yo tenía diez años ella me enseñó música y me introdujo a la cultura.

— Desde ese entonces ha tenido un ascenso meteórico...

— Sí, creo que tengo la suerte de hacer algo que le gusta a la gente y que me permite tener todo tipo de experiencias. Ahora estoy de visita en una nueva final internacional y he podido publicar un libro y un disco, cosas que no imaginaba jamás, menos cuando era chico.

Arkano durante su reto en Madrid, cuando improvisó durante más de 24 horas consecutivas. (Cortesía de Red Bull)
Arkano durante su reto en Madrid, cuando improvisó durante más de 24 horas consecutivas. (Cortesía de Red Bull)

— También logró un récord mundial. ¿Cómo se prepara uno para improvisar durante 24 horas?

— Hay muchos tipos de preparación por una parte hice un par de pruebas de diez horas, para preparar mi cuerpo. Por otro lado llevé clases de canto para preparar mi garganta para un reto de este tipo.

"Hubo también una parte emocional; yo necesitaba llegar feliz, si me disponía a improvisar más de 24 horas seguidas, cualquier emoción o sensación negativa podía suponer un bloqueo. Entonces intenté abordar todas estas parte y decidí lanzarme al vacío e intentarlo".

— Y se logró...

— ¡Y se logró!

— Además de improvisar, tiene un libro y un disco (Bioluminiscencia). ¿Enfrenta de manera similar estos retos o tiene procesos creativos distintos?

— No es lo mismo improvisar, que para mí tiene un enfoque muy emocional y se trata de sentirme libre, sentirme como niño un niño jugando que hacer algo más profundo y reflexivo como hacer un disco. Creo que estos últimos son procesos más profundos, pero ambos los disfruto mucho.

— ¿Qué quería transmitir con su álbum?

—El espíritu de transformación social es algo que siempre está presente en todo lo que hago. Ya sea freestyle, ya sea escribir relatos o canciones. En mis temas hay mucha denuncia al machismo, a la homofobia, hay un tema que habla de bullying.

Hay también una parte muy emocional, soy un romántico de la vida. Las emociones siempre las tengo a flor de piel y eso está ahí también, amor y desamor, alegrís y tristezas.

— Es interesante que trate temas como el machismo y la homofobia, siendo que en las batallas de rap es muy común oír rimas ofensivas relacionadas. ¿Cómo balancea esos aspectos?

— Son como dos caras de una moneda, ¿no? Puede parecer incluso contradictorio participar de una batalla mientras se denuncia esto. Pero yo intento llevar este mensaje en todo lo que pueda. Hace tiempo tomé la convicción de no hacer ninguna alusión machista u homofóbica.

Arkano y Jony Beltrán se enfrentan en la Red Bull Batalla de los Gallos. (Cortesía de Red Bull)
Arkano y Jony Beltrán se enfrentan en la Red Bull Batalla de los Gallos. (Cortesía de Red Bull)

Incluso trato de no caeer en la rima fácil, no hablar de follar y esas cosas. Eso es un cambio y esto lo perciben los chavalesque siguen las batallas y va causando un cambio en la escena del freestyle, una evolución en el pensamiento.

— ¿Viene a buscar el título una vez más?

— Necesitaba recuperar el hambre de victoria. Gané la final internacional en el 2015 y luego me metí a hacer lo del récord, a escribir mi libro y escribir mi disco, hacer colaboraciones con medios de España, terminé mi carrera universitaria y se me olvidó un poco el mundo de las batallas.

Quedó reflejado el año pasado, que terminé en el tercer puesto (los primeros tres lugares clasifican automáticamente al siguiente campeonato). No llegué con hambre de victoria pero ahora he recuperado todo eso. Tengo ganas de ganar.

— ¿Cómo se recupera esa hambre?

— Invocando a ese niño que hace su rima por primera vez, recordando esas sensaciones, las cosas que pensaba, las cosas que hacía que me acercaron a este mundo. Creo que lo he logrado.

Etiquetado como: