Por: Lysalex Hernández A. 15 marzo, 2015
Amanda Miguel llamó a su esposo, Diego Verdaguer, al escenario del concierto y el público estalló en emoción.
Amanda Miguel llamó a su esposo, Diego Verdaguer, al escenario del concierto y el público estalló en emoción.

D icen que los mejores momentos son aquellos que no se planean, los que aterrizan en la realidad en un santiamén.

Así lo hizo este sábado la cantante Amanda Miguel, cuando el reloj marcó las 7:45 p. m. Fue en ese instante en el que su potente voz anunció que había llegado y era para quedarse.

Su frondosa cabellera, que combinaba a la perfección con su atuendo negro, se movió de un lado al otro sobre el escenario, al mismo tiempo que deleitaba al público con Costillas , primer tema de la noche.

Cual una leona tras su presa, Amanda supo pasearse sigilosamente por los estados de ánimo de su público, gracias a su interpretación de Pequeñas cosas y Donde brilla el sol .

Ya con su objetivo en la mira, el de conquistar a los asistentes, se abalanzó sobre ellos, fundiéndose en una sola voz con los presentes en temas como Ámame una vez más y Como un títere .

Como si ya tenerlos en sus garras no fuera suficiente, Amanda Miguel dio la estocada final cuando invitó al “amor más grande de su vida” a acompañarla: su esposo Diego Verdaguer, que fue recibido con gritos y aplausos.

Con la canción Simplemente amor de fondo, entre abrazos y arrumacos, la pareja derrochó pasión y sensualidad, como debería ser cualquier momento de clímax en el amor.

Feliz. “No se imaginan lo feliz que estoy de estar en Costa Rica. Sé que habían anunciado a Yuri, pero yo no me podía negar a venir a este país que tanto me gusta, en especial al abrirle el concierto a mi gran amigo Marco Antonio Solís”, fueron algunas de sus pocas palabras.

Su presentación parecía ser una conversación bohemia entre amigos, de esos que hacen de la nostalgia y de la melancolía su mejor defensa para vivir el inevitable presente.

Ya lo sabía , El gato y yo , Hagamos un trato , Dudas , Castillos y A mi amiga fueron canciones convidadas a esta íntima charla, en la cual el amor y el despecho se peleaban a la muerte por resultar ganadores de la noche.

Aunque dicen que de lo bueno, poco, Amanda Miguel quiso ser la excepción. Durante casi hora y media, supo leerle la mente a su público, cantándoles, temas como Mi buen corazón y Así no te amará jamás .

 María José Castillo, Karla Ramírez, Angie Valverde, Lady Agüero y Xavier Alonso, integrantes del grupo nacional La Plancha, conquistaron a los asistentes al interpretar temas como La maldita primavera, Locos de amor y Mío, entre otros. Estos cantantes demostraron gran complicidad sobre el escenario y prometiendo que, en la próxima presentación, regresarán con muchísimos más éxitos.
María José Castillo, Karla Ramírez, Angie Valverde, Lady Agüero y Xavier Alonso, integrantes del grupo nacional La Plancha, conquistaron a los asistentes al interpretar temas como La maldita primavera, Locos de amor y Mío, entre otros. Estos cantantes demostraron gran complicidad sobre el escenario y prometiendo que, en la próxima presentación, regresarán con muchísimos más éxitos.

El idilio entre la artista y sus fans no podía ser eterno y los finales que no se olvidan son los más intensos; ella sabe muy bien eso, así que jugo su última carta con el conocidísimo Él me mintió.

Una noche que prometía ser una Maldita primavera terminó en el mejor reencuentro de Amanda Miguel con el país.

Voces nacionales. El grupo La Plancha fue el primero en darle la cara a los espectadores. , Los integrantes de la agrupación recurrieron a la ausente cantante mexicana Yuri al interpretar La maldita primavera .

En las voces de María José Castillo, Karla Ramírez, Angie Valverde, Lady Agüero y Xavier Alonso, este popular tema fue punto de partida para los asistentes, quienes no escatimaron en gritos y se convirtieron en el mejor coro que desea un artista.

Uno de los momentos más especiales fue cuando el grupo hizo un popurrí de música plancha nacional. Si te vas , de los Hicsos, resultó ser la mejor de las sorpresas.

Aunque también estaba prevista la presentación de la cantante Vanessa González como telonera, su participación no se dio por un tema de logística y de tiempo, comentó Luis Sanabria, mánager de la artista.

El sábado tuvo una noche que se rindió ante la música plancha, en la que no importó si los sentimientos tenían un acento internacional o local. Lo importante fue desbocar los sentimientos.