Con melodías románticas, otras más movidas y hasta dedicatorias en el camino, el cantautor disfrutó junto al público tico de una velada de música y buen humor

Por: Allan Andino 15 agosto, 2015

El cantautor chileno Alberto Plaza sabe con plena certeza que cantar en Costa Rica es un “chivo” asegurado, porque la fidelidad del público nacional hace que lo busque siempre que se asoma a estas latitudes.

21 piezas en total entonó el artista, que el jueves ofreció su segundo y último show . Jorge Navarro.
21 piezas en total entonó el artista, que el jueves ofreció su segundo y último show . Jorge Navarro.

Así se evidenció la noche del miércoles en el Teatro Popular Melico Salazar en San José, cuando el artista ofreció el primero de sus dos recitales en el país (el segundo fue el jueves en el mismo teatro capitalino).

A las 8:17 p. m. el artista se dejó ver en una cita que ya se volvió tradición cada año. Lo que cambió fue el mes pues en el 2014 sucedió el 11 y 12 de febrero.

Cómo se pasa la vida , De tu ausencia , la fusión de piezas Cómplices-Pudo ser un gran amor y Las cuatro estaciones dieron la bienvenida a los presentes.

Cinco músicos en el escenario acuerparon al nacido en Santiago. Un baterista, dos bajistas, un tecladista y un guitarrista acústico formaron las melodías que llegaron al primer lugar en alguna emisora latinoamericana en los últimos 30 años.

Lo anterior porque 30 años era el álbum que promocionó (literalmente porque no se cansaba de anunciar que lo vendía a la salida del teatro) el artista.

“Se van a atropellar a la salida para conseguirlo. La gente se pelea a golpes por el disco”, bromeó. Además, agregó que parte de lo recaudado irá a la Fundación Voy a Cambiar el Mundo, la cual abrió en el país y él preside.

Su mecánica siempre fue cantar e intercalar conversaciones, anécdotas románticas y chistosas que despertaron la risa de la audiencia.

Amiga del dolor seguida de inmediato de Yo te seguiré prosiguieron el espectáculo, no apto para despechados de amor.

A las 8:45 p. m. , Plaza dijo que la siguiente pieza iba dedicada a la enamorada de Steven, un joven ubicado en el segundo piso.

“¡Steven buena suerte!”, le dijo el chileno, previo a interpretar un tema icono: Aventurera .

Luego de que la gente coreara varias estrofas de esta canción, Plaza preguntó “Steven, ¿cómo te fue?” “Bien”, se escuchó gracias a la excelente acústica del lugar. “¿Y qué te dijeron?”, insistió el cantante. “¡Qué sí!”, respondió el chico para cerrar ese capítulo.

El teatro no se llenó, pero la asistencia fue aceptable pues eran pocas las butacas vacías.

Parejas de todas las edades, pero en su mayoría que superaban los 30, 40 y 50 años fueron los que se dejaron seducir por Plaza.

Otro punto a destacar es que la voz del sudamericano se mantiene impecable, así tenga 53 “primaveras” en sus espaldas.

Cuando el reloj marcaba las 9:01 p. m. interpretaba Hablando de ti , pero sin dar espacio a que sus fans terminaran de oír el tema, la fusionó con Polvo de estrellas , algo que, para sus fieles seguidores fue inesperado.

De buen humor. A mitad del show hubo tiempo para imitaciones, y tocándose el cuerpo de forma apasionada y haciendo acento español, quiso imitar al cantante Enrique Iglesias.

“Esta canción es una que le hice a Enrique Iglesias. ¡No se la dediqué! La hice para que la cantara en 1998. Se llama No seas cruel , lo que pasa es que todavía él no me responde”, vaciló.

El turno fue para Milagro de Abril , una más movida como Pa’ lante, y otras baladas como Ahora es Miguel y Febrero 14 .

La noche se le pasaba volando al artista y a las 9:31 p. m. el tema “corta venas” que muchos esperaban llegó, al entonar Ahora .

Allí explicó que en Brasil ocupó el primer lugar el año pasado cuando un dueto de ese país hizo la versión en portugués.

“¡Dedíquenla! Mándela por video, por audio a la que no va a volver jamás. La dulce venganza”, dijo entre risas.

Otra broma se le escapó a Plaza cuando dijo que hay que enamorar más a las mujeres con detalles. “Regalen un poema, una flor... ¡un automóvil!”.

Si nos ponemos exquisitos, a los más fanáticos les faltó escuchar Venirte conmigo . Será para la próxima. Lo cierto del caso e que al final, su adiós lo dio con un tema más alegre, Que cante la vida . Las penas y melancolías del corazón las dejó guardadas.