17 enero, 2014

La experimentación interminable del argentico Adrián Goizueta voló y se fue para Guanacaste. En esta provincia, presentará en concierto su disco más reciente Soy: de San Telmo a San José , en una minigira de tres conciertos que comenzó ayer en Cañas, continuará hoy en Nicoya y finalizará el sábado, en playa Sámara.

Volverá. Goizueta quiere visitar otras comunidades. Cortesía Adrián Goizueta
Volverá. Goizueta quiere visitar otras comunidades. Cortesía Adrián Goizueta

La cita esta noche será en el bar restaurante La Fulana Cosa, a las 8:30 p. m. y Goizueta tiene varias sorpresas preparadas para los asistentes.

Lo primero, sin duda, será la música de su álbum. También será un espacio para promover el abundante talento local. En el mismo escenario, se presentará el cantautor guanacasteco Christian Porras y el veterano Max Goldenberg.

“A Christian lo conocimos en un encuentro-taller con cantautores en Santa Cruz. De ahí nació la idea de no descuidar la zona y tratar de venir más a menudo”, explicó Goizueta.

Gracias a su labor como profesor universitario, el intérprete de No es un ángel está buscando espacio para mostrar el trabajo de algunos de sus exalumnos, que se dedican a la música en Guanacaste.

El segundo concierto será sábado, en el hotel restaurante Gusto Beach, en playa Sámara. La entrada será gratuita y, como el lugar está a la orilla del mar, la gente puede disfrutar de la música mientras observa el atardecer.

Etiquetado como: