Alejada de Spotify, Adele obligó a sus fans a comprar su cuarto álbum sí o sí, y el resultado son mejores de los que cualquiera se imaginó.

Por: Alessandro Solís Lerici 30 noviembre, 2015
Al no estar disponible en Spotify, millones de fans tuvieron que comprar el disco ‘25’ de Adele en tiendas físicas o digitales. / Fotografía: Shin Woong-jae/New York Times.
Al no estar disponible en Spotify, millones de fans tuvieron que comprar el disco ‘25’ de Adele en tiendas físicas o digitales. / Fotografía: Shin Woong-jae/New York Times.

Numerosos analistas de la economía musical están perplejos por el desempeño de ventas de 25, el tercer álbum de la cantante británica Adele, el cual –sin estar disponible en plataformas digitales de música, como Spotify– se las ingenió para romper récords de ventas en Estados Unidos y en el Reino Unido.

La consultora Nielsen Music –que mide la venta y popularidad de música en Estados Unidos y la publica en listas a través de la revista Billboard anunció el domingo que nunca antes un artista había vendido más de tres millones de copias de un disco durante la primera semana de venta... hasta 25 de Adele.

Lanzado el viernes 20 de noviembre, el primer álbum que la venerada artista lanza en más de cuatro años logró vender en una semana 3,38 millones de unidades en Estados Unidos, convirtiéndose así en el disco más vendido de la historia en ese país.

Con esas cifras, 25 superó al otrora disco mejor vendido en Estados Unidos: No Strings Attached, de NSYNC, que hace 15 años vendió 2,42 millones de copias. Naturalmente, es el álbum más exitoso del 2015, pues solo producciones de Taylor Swift, Drake y Ed Sheeran superaron el millón de copias este año.

En su natal Reino Unido, 25 ya le otorgó a Adele el privilegio de ostentar –de igual manera– el título al álbum con mejores ventas en su primera semana de la historia, pues con sus 737.000 copias vendidas le quitó el récord a Oasis, que en 1997 vendió 696.000 copias con el disco Be Here Now.

“No hay nadie con quien haya hablado en la industria musical que no esté asombrado por estos números”, manifestó a la Associated Press Dave Bakula, un ejecutivo de Nielsen. Como antecedente, Adele ya había vendido más de 11 millones de copias de su anterior esfuerzo, 21 , y con ello se introdujo a la lista de los 100 discos más vendidos de Billboard durante prácticamente dos años.

Al comentar la noticia en su sitio web, ayer, el New York Times lo confirmó: “Adele es un fenómeno”. “Esta primera semana fácilmente convierte a 25 en el disco mejor vendido del año, hasta ahora, superando a 1989 de Taylor Swift, lanzado en el 2014 y con ventas de más de dos millones de copias este año. Algo que ambos discos tienen en común es que las dos artistas escogieron no usar el servicio de stream Spotify, favoreciendo potenciales ventas por encima de streams gratuitos”.

Aunado a la avalancha de dólares que el álbum representa para la disquera XL Recordings, la crítica especializada ha sido positiva con respecto a la música, la que combina su clásico estilo de canción de desamor con preocupaciones sobre crecer y madurar.

El sitio web Metacritic, que mide el estimado de las críticas de obras musicales, televisivas y cinematográficas, le otorgó una calificación de 77 sobre 100, tomando en cuanta más de 20 críticas.

La Rolling Stone le concedió cinco de cinco estrellas, y New York Times y Entertainment Weekly, le dieron buenas notas.