Opinión. El actor se mostró tajante al decir que la cuarta entrega no funcionó y que no estuvo a la altura de las otras historias futuristas

 28 junio, 2015
Vuelve. El actor repasó las otras Terminator para encarnar a un robot, que no habla ni actúa diferente. EFE
Vuelve. El actor repasó las otras Terminator para encarnar a un robot, que no habla ni actúa diferente. EFE

Los Ángeles. EFE. El actor Arnold Schwarzenegger aseguró en una entrevista que Terminator Salvation no estuvo a la altura de la saga que lo consagró en la gran pantalla y a la que regresa esta semana a las salas de cine con una quinta entrega, Terminator Genisys.

Schwarzenneger, de 67 años, declaró en Los Ángeles que, aunque le contactaron muchas veces para que participara en ese rodaje del 2009 –protagonizado por Christian Bale– sus obligaciones como gobernador de California por aquel entonces no se lo permitieron.

El intérprete de origen austríaco y naturalizado estadounidense no ocultó su desagrado

“No me gustó la película. No funcionó para mí”, sentenció sin querer dar mayores explicaciones cuando se le preguntó por los motivos.

Dijo no recordar bien el papel que tuvo su Terminator en Salvation, donde aparece de forma testimonial gracias a la magia de los efectos visuales para mantener un enfrentamiento con el personaje de Bale.

Schwarzenneger finalizó su etapa como gobernador en enero de 2011 y retomó su carrera cinematográfica.

Cuando Paramount se planteó que había que relanzar la saga de Terminator, él se mostró interesado pero fue el guión lo que le acabó de convencer en 2013.

“Me lo envió David Ellison (productor) y los llamé (al estudio) después de leerlo. Les dije que era un gran guión e hice algunas anotaciones para realizar cambios. Creo que la historia encajaba para mí” , indicó e actor.

En Terminator Genisys, la historia futurista de la guerra de hombres y máquinas creada por James Cameron ( The Terminator, 1984) se reinicia gracias a las licencias que permiten los viajes en el tiempo y se presenta al espectador con una realidad diferente a la narrada en The Terminator y su secuela Terminator 2: Judgment Day.

A Schwarzenegger le preocupaba que la nueva película no fuera fiel a su personaje original y de ahí sus aportaciones al relato, que en su mayor parte se centraron en las descripciones de las escenas de acción.

Finiquitado el guión, el estudio contrató al director (Alan Taylor) y al resto del reparto.