Conozca más sobre el compositor argentino que se encargará de abrir el FIA y vendrá a hacer un repaso por sus 50 años de carrera

Por: Carlos Soto Campos 29 junio
Gustavo Santaolalla ha ganado por su producción musical varios Grammy latinos, un premio Bafta, un Globo de Oro y dos premios Óscar.
Gustavo Santaolalla ha ganado por su producción musical varios Grammy latinos, un premio Bafta, un Globo de Oro y dos premios Óscar.

A Gustavo Santaolalla y su toque mágico lo hemos oído de una manera u otra, sea en los álbumes que ha producido o en las bandas sonoras que ha compuesto.

El compositor argentino es, sin duda, una de las figuras de la música más destacadas en el mundo y por eso no es de extrañarse que algunas de las producciones más exitosas de la música latinoamericana hayan estado bajo su tutela.

El argentino estará en el Festival Internacional de las Artes en el concierto de inauguración en la Plaza de la Democracia, el 29 de junio y el domingo 2 de julio en el Teatro Melico Salazar, en donde realizará un repaso de sus mejores composiciones.

Desde su trabajo con Bajofondo, pasando por algunos clásicos del rock latinoamericano, revisitamos 8 álbumes con el sello de calidad de Gustavo Santaolalla.

Bajofondo – Mar dulce (2007)

Bajofondo ya sacudía los escenarios argentinos en el 2007, con las fusiones de tango y otros ritmos latinoamericanos que plantearon Santaolalla y Aníbal Kerpel, pero no fue hasta Mar dulce que el grupo hizo un salto al resto del continente. Junto a Gustavo Cerati grabaron el tema El mareo y eso bastó para llegar a los oídos de una nueva audiencia. Santaolalla siempre recalcó que él y su compañero Aníbal Kerpel no hacían tango electrónico, sino "música contemporánea del Río La Plata".

Café Tacvba – Sino (2007)

La relación entre Santaolalla y Café Tacvba inició en los años 90 y desde entonces, no ha habido un solo trabajo del grupo que no haya tenido la colaboración del argentino. Café Tacvba siempre ha manejado sus grabaciones con secretismo, eso hasta que llegó el documental Seguir siendo. En este trabajo se puede ver al grupo componiendo el álbum Sino en compañía de Gustavo Santaolalla, quien dirige al grupo, los aconseja y bromea junto a ellos. Sino es un álbum en el que Café Tacvba le entró de frente a toda su angustia existencial y un testamento del intenso proceso creativo que vivió el grupo junto a Santaolalla.

Arco Iris – Arco Iris 1 (1970)

Antes de los Grammys, Óscars y demás, Santaolalla se dio a conocer en Argentina con Arco Iris, considerado pionero del rock en dicho país. Arco Iris 1, también conocido como "El álbum rosa", incluye los primeros temas que compuso Santaolalla con su banda y una mezcla de folk, jazz y rock. El álbum permite escuchar la evolución sonora de Santaolalla y permite entender que, desde siempre, ha sido un adelantado a su época.

Banda sonora de Amores perros (2007)

Aunque Santaolalla estaba muy ocupado trabajando en Bajofondo, las constantes llamadas de Lynn Fainchtein (supervisora de música) y ver el corte final Amores perros, lo conmovió al punto que decidió involucrarse en el filme. La cinta, señalada como una de las obras clave de Alejandro González Iñárritu, tiene una estructura atípica y por eso, Santaolalla quiso salirse él también del canasto. Utilizó para la grabación un violín de lata, tubos de PVC y por supuesto, una guitarra. En la banda sonora comparte créditos con Café Tacvba, Illya Kuryaki and the Valderramas y Fiebre, tres grupos que él produjo en el estudio.

Juanes – Mi sangre (2004)

En el 2001, a manos del productor Gustavo Santaolalla llegó el demo de un joven colombiano que se hacía llamar Juanes. Al reconocer la calidad de las composiciones, Santaolalla le consiguió un contrato disquero y luego se dispuso a producir Un día normal. Este disco contiene éxitos como La paga, Es por tí y A Dios le pido, temas con los que Juanes enamoró a todo el continente.

Banda sonora de Brokeback Mountain (2005)

Santaolalla contó en una reciente conferencia de prensa que su primer acercamiento a Brokeback Mountain fue el guion y le encantó. Más adelante, conoció en Nueva York al director Ang Lee a quien le mostró algo de lo que él podía hacer en el ronroco (un tipo de charango). El encuentro selló el trato y luego Santaolalla ganaría el premio Óscar por la banda sonora de Brokeback Mountain.

Molotov – ¿Dónde jugarán las niñas? (1997)

Cuando el –entonces– joven grupo mexicano Molotov ya se había hecho fama por dejarlo todo en el escenario, muchos dudaron que hubiera alguien que le pudiera poner orden a toda esa energía para grabar un disco. El cuarteto recurrió a Gustavo Santaolalla para producir su primer álbum, que luego se llamaría ¿Dónde jugarán las niñas?, como burla a sus compatriotas de Maná. Santaolalla, que nunca le ha tenido miedo a fusionar géneros musicales, logró que Molotov capturara su ímpetu y a la vez, que no perdiera los toques latinos que luego los reconocerían.

Banda sonora de The Last of Us (2013)

Después de ganar un premio Óscar por Brokeback Mountain y otro por Babel, sorprendió cuando Santaolalla se mencionó como el compositor de la música de un videojuego. "A mí me habían ofrecido (musicalizar) otros juegos antes y yo no acepté, pero en este caso Neil Druckmann (director creativo de The Last of Us) me fascinó con su historia y por eso me decidí a hacerlo", explicó Santaolalla en una reciente entrevista con La Nación. Las canciones han sido llamadas obras maestras de la musicalización de videojuegos y fueron programadas para que no se repitieran en un mismo escenario. Toda una nueva generación conoció el trabajo de Santaolalla, quien ahora se prepara para la segunda entrega del título.

Etiquetado como: