Las presentaciones del concurso Emprende con cultura celebraron la diversidad de experimentos con la difusión cultural

Por: Fernando Chaves Espinach 22 noviembre, 2013

Dinero virtual para asistir a un concierto o al cine, aplicaciones para componer música colectivamente y pago con SMS por artesanías indígenas no son sueños, sino propuestas concretas para revitalizar la cultura iberoamericana. Con la presentación de los 21 finalistas del primer concurso Emprende con cultura , el Congreso Iberoamericano de Cultura recibió un vistazo a la nueva forma de comprender nuestros países.

Las propuestas participantes fueron seleccionadas entre 550 nominados, con una elegida por país. En el caso de Costa Rica, se destacó la plataforma de información sobre productores y centros de cultura Sicultura, dirigida por Elías Castro .

Castro tuvo solo tres minutos para sintetizar su amplio proyecto: un compendio de todos los que trabajan en cultura en el país y una guía para encontrarse entre sí. “Solamente, la presencia que hemos tenido, el reconocimiento internacional, ya es un paso importante para que, allá mismo en Costa Rica, esto se sienta como debe ser: un proyecto con impacto para todos”, declaró.

El sociólogo francés Frederic Martel, durante su intervención ayer en el V Congreso Iberoamericano de Cultura, que se celebra en Zaragoza hasta hoy. Fotografía: EFE.
El sociólogo francés Frederic Martel, durante su intervención ayer en el V Congreso Iberoamericano de Cultura, que se celebra en Zaragoza hasta hoy. Fotografía: EFE.

Seducir y convencer es la máxima que guía los 21 proyectos. Buscan uno de los seis reconocimiento que entregará el Príncipe de Asturias este viernes, último día del encuentro.

Pedro Terán, por ejemplo, busca financiamiento para Simidic, una aplicación que compila diccionarios de lenguas nativas bolivianas para facilitar el entendimiento.

El mexicano Aldo Arce creó Semillas digitales de la cultura , proyecto mediante el cual se compran artesanías a poblaciones indígenas por medio de SMS. “Puede comprar y te llega el producto; ellos reciben el pago a través de SMS. Con ese mensaje, vas y cobras a la oficina de correos. Sin toda esa tecnología, aún pueden vender su producción”, contó Arce.

Discusión. Una gélida mañana de Zaragoza fue combatida con apasionados debates sobre lo que Internet está provocando en la cultura mundial y las formas de regular su difusión.

El sociólogo francés Frédéric Martel, autor del libro Cultura mainstream , debatió con el periodista y escritor Juan Cruz sobre la supuesta hegemonía cultural que domina en Internet. Para Martel, no hay tal: más bien, las redes fortalecen las expresiones locales.

“Internet no es hostil con las singularidades locales ni está en contra de la diversidad digital”, afirmó. “Todos podemos utilizar Facebook, pero la página de inicio es diferente de un país a otro”, ejemplificó.

Para Martel, la red facilita herramientas para la expresión local de cada cultura.

Otros temas discutidos durante el Congreso Iberoamericano de Cultura fueron la cultura remix de la red, el derecho sobre la producción cultural y el enriquecimiento de experiencias culturales con tecnología.