Al ser colores intensos, hay que tomar tiempo para aplicarlos. Se adaptan por igual a pieles claras y oscuras

Por: Ana Yancy Flores 8 abril, 2015

Hay mujeres que no temen a experimentar con un maquillaje impactante. Pensando en ellas, se pusieron de moda los labios ciruela y vino. Se trata de una apuesta basada en el marsala, tonalidad rojiza que se inspira en el vino y que fue designada como el color para el 2015 por el reconocido Instituto Pantone.

Al aplicar estos labiales, tome en cuenta que todas las miradas se desviarán hacia su boca, por lo que no conviene recargar con maquillaje el resto del rostro, indica Gabriel Garduño, maquillista trainer de Mac Cosmetics SECA.

Como suele suceder con los tonos rojizos, son gamas benévolas que se adaptan a pieles oscuras y claras, por lo que generalmente se ven bien en muchas mujeres.

Los tonos rojizos se adaptan a pieles oscuras y claras.
Los tonos rojizos se adaptan a pieles oscuras y claras.

Para aplicarlo, los expertos indican que, al tratarse de un color de alto impacto, es importante pintarse con calma e, idealmente, usando una brocha para garantizar mayor cobertura y uniformidad.

Para que se vean más sensuales, los labios tienen que estar hidratados. Asimismo, es conveniente hacer una exfoliación para evitar que el maquillaje se vea resquebrajado.

Si lo que busca es volumen, puede emplear un lip gloss.

Etiquetado como: