Tome en cuenta la contextura, el tono de piel y hora del evento

 26 mayo, 2015

La tarea de elegir un vestido, entre la gran cantidad de opciones que ofrece el mercado, no es sencilla. Sobre todo cuando se trata del traje que quedará inmortalizado en las fotografías de la fiesta más importante del colegio.

Si bien es cierto que lo más importante es que la estudiante se sienta cómoda en el atuendo que lucirá, hay factores que deben tomarse en cuenta al tomar la decisión.

Se trata de la contextura de la persona y su tono de piel, así como la hora del evento. La idea es que, analizando estos puntos, pueda escoger el vestido perfecto para ella y que no desentone con el resto.

Los vestidos ceñidos al cuerpo son recomendados para jóvenes de contextura delgada
Los vestidos ceñidos al cuerpo son recomendados para jóvenes de contextura delgada

La contextura:

Este es, quizás, el más importante de los parámetros. El objetivo es lograr que el vestido se ajuste al tipo de cuerpo y no al contrario.

Caderas anchas: Se recomiendan vestidos con caída y que no sean ajustados en la cintura. Los vestidos de corte ‘imperio’ y ‘palabra de honor’, son muy recomendados por las especialistas. Evite el tipo ‘sirena’, pues acentúa, aún más, las caderas.

Triángulo invertido: Aquí se debe elegir un vestido que tenga volumen en la cadera, mientras que los hombros se podrían llevar al descubierto. Las mujeres con esta contextura pueden optar por el vestido de ‘línea A.’

Cintura poco definida: Prefiera los vestidos en ‘línea A’, ya que acentúan esta zona y disimulan las caderas. También busque los que traen un cinturón o que se ajustan en el área de la cintura.

Reloj de arena: Le sientan bien la mayoría de los vestidos, pues tiene la proporción ideal entre el ancho de las caderas y los hombros. El escote pronunciado en V da un efecto visual de una cintura más marcada. Para las que tiene mucho busto es mejor utilizar vestidos con tirantes.

Fuente: Ginnette Rivera, de Marian Daniel’s, y archivo.

Tono de piel:

Las chicas de tez blanca pueden optar por colores fuertes como rojo, azul, verde esmeralda, turquesa y colores metálicos.

Mientras, a las adolescentes de piel morena se les recomiendan los tonos pastel, como el verde menta y aqua, así como el coral, amarillo y las telas brillantes.

Fuente: Yoseth Mata, Nicky Polet.

La hora:

Los vestidos cortos se utilizan para eventos en la tarde y las primeras horas de la noche. Lo que comúnmente se conoce como ‘hora coctel’. Para graduaciones en la noche, se recomienda optar por un traje largo, tanto la graduanda como las invitadas.

Fuente: José María Tijerino, Galatea.

Etiquetado como: