Recuerde que elegir los productos adecuados para su tipo de piel es esencial para tener buenos resultados.

Por: Irene Traube G. 1 septiembre, 2015

Probablemente usted ha escuchado que la rutina diaria de limpieza es fundamental para tener un cutis radiante. Pero quizá no sabe a ciencia cierta cómo realizar un ritual de limpieza en casa, procedimiento que, además de quitar los restos de maquillaje, elimina las impurezas y contrarresta los efectos de la contaminación.

“Con una buena limpieza facial, la piel respira y obtiene un tono más parejo. Se mantiene limpia, sana y tersa, pues la exfolia, activa la circulación y la nutre”, afirma la esteticista Mayra Rojas, de Élida Centro Facial.

No olvide aplicar el filtro de protección solar.
No olvide aplicar el filtro de protección solar.

Es aconsejable que las personas de piel grasa o mixta se realicen este ritual de limpieza cada ocho días, mientras que las de piel seca pueden hacerlo cada 15 días, eso sí, sin dejar de lado la limpieza diaria, según explica Chrystiane Mora, profesora estética del Instituto Profesional de Belleza Iecsa.

Recuerde que elegir los productos adecuados para su tipo de piel es esencial para tener buenos resultados. Lo ideal es que las personas que padecen acné o tienen la piel muy sensible o deshidratada acudan a un profesional en estética o dermatología para que sea él quien les realice la limpieza profunda.

Pasos

1- Limpieza

Aplicar en el rostro, el escote y el cuello, una limpiadora, según el tipo de piel. Frotar con las yemas de los dedos, especialmente en la frente, la nariz y el mentón.

2- Tonificación

Ponerse un tónico para completar la limpieza, refrescar, tonificar y regular el PH.

3- Exfoliación

Poner el exfoliante mediante un masaje suave en forma circular ascendente, por 3 minutos.

4- Vapor facial

Permite extraer más fácilmente las impurezas y mejora la penetración de los productos. Se aplica de 5 a 10 minutos.

5- Extracción superficial

Extraer los puntos negros superficiales y no infeccionados. Es aconsejable utilizar guantes y pañitos húmedos y realizar una presión leve sin forzar mucho.

6- Tónico antibacteriano

Aplicar una loción tónica con efecto antibacteriano que ayuda a disminuir gérmenes.

7- Mascarilla

Usar una que contenga principios activos que hidraten y aporten suavidad, tales como aloe vera, miel, leche y colágeno hidrolizado, entre otros. También existen mascarillas astringentes para pieles grasas. Se deja actuar por 20 minutos.

8- Crema sellante

Se aplica con un masaje en forma circular ascendente en escote, cuello y rostro. Para pieles antes de los 25 años, se recomiendan cremas hidratantes, y para pieles de más de 40 años, son mejores las nutritivas.

9- FPS

Finalmente, se debe poner un filtro solar con factor de protección mayor de 30.

Fuente: Chrystiane Mora, profesora estética del Instituto Profesional de Belleza Iecsa

Etiquetado como: