9 julio, 2014

Deber. Madonna pasó un ratito en el mundo judicial.

Tras ser llamada a participar como jurado, la superestrella del pop se presentó el lunes en un juicio en Nueva York. Había sido excusada de un llamado para ser jurado en mayo. Esta vez no tuvo que pasar mucho tiempo en el juzgado.

La diva fue excusada a las dos horas. Pasó el tiempo en la oficina de un funcionario en lugar de la sala de espera del jurado.

El vocero de la corte David Bookstaver dijo que los oficiales la dejaron ir porque tenían suficientes prospectos como jurados para el día. Tampoco querían que su presencia fuera una distracción en el proceso de selección del jurado. Su aparición, agregó, demuestra que cualquiera puede ser llamado. AP

Etiquetado como: