9 octubre, 2014

Escapados. Los recién casados George Clooney y Amal Alamuddin optaron por una discreta luna de miel tras una pomposa boda celebrada hace 10 días en un rincón de Venecia, Italia.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN
El dinero de la exclusiva a BEITA Hello!FIITA por su boda se donó a víctimas en Sudán.

Publicaciones de medios estadounidenses como US Weekly o el Daily Mail sostienen que la pareja descansa en la campiña inglesa y no en Marruecos o las Seychelles (en África, donde fueron de luna de miel los Duques de Cambridge) como se especulaba al inicio.

El destino escogido por el actor y la abogada es muy afín a ellos, ya que hace dos meses compraron una casa en el sudeste de Inglaterra, para ser más exactos Oxfordshire, a 50 kilómetros de Londres.

Clooney y Alamuddin pasarían dos semanas de descanso y aislamiento total, tiempo que les vence este fin de semana, según las publicaciones.

“Querían un descanso sencillo. Simplemente en algún sitio para disfrutar del tiempo juntos sin interrupciones”, aseguró al medio británico Daily Mail , una persona cercana a la pareja.

“En este momento solo están George y Amal en la casa. Ni servicio, ni familia. Una pequeña empresa de catering les lleva la comida todos los días”, continuó el informante a ese medio.

El bajo perfil contrasta con la magna celebración de hace dos fines de semana donde los paparazzi no tuvieron que esforzarce al dejarse ver en la previa de su boda. Una fiesta que se alargó por cuatro días y en la que participaron estrellas como Matt Damon, Bono, y Cindy Clawford, por mencionar algunos.

Para cuando la abogada retome el trabajo le esperará un viaje a Atenas, Grecia. Esto porque será la encargada de estudiar la reivindicación del gobierno griego los Mármoles de Elgin, las esculturas del Partenón que se exponen en el Museo Británico. Clooney rodará para el 2015 Hack Attack que habla del espionaje y la ética periodística.