Fue director de Radioperiódicos Reloj y uno de los impulsores del periodismo radiofónico en Costa Rica. Falleció ayer por la mañana a causa del cáncer en el hígado, enfermedad que lo alejó de los micrófonos

Por: Allan Andino, Krissia Chacón, Manuel Herrera 15 mayo, 2015

La voz que durante años sonó como un despertador informativo en la sociedad costarricense se apagó con la muerte del periodista Rolando Angulo Zeledón , uno de los pioneros del periodismo radiofónico costarricense.

Quien fuera el director durante más de 40 años del noticiero Radioperiódicos Reloj murió ayer, a las 7:22 a. m., en su casa de habitación en Alajuela. Tenía 82 años.

Falleció debido al cáncer de hígado (un hepatocarcinoma), según comentó Maylid Medina, su sobrina.

Sus restos fueron velados ayer; hoy, a las 2 p. m., serán las honras fúnebres en la capilla Don Bosco, en San José, y luego será enterrado en Jardines del Recuerdo, en Heredia.

Recordado. “Fue un gran tío, padre y hermano. Nos dio hasta sus últimos minutos de su vida. Esa sonrisa y deseo de seguir en familia todos unidos. Amó a Costa Rica y la libertad de expresión fue su principal pluma. Enseñó en las aulas de la Universidad de Costa Rica. Fue padrino de los scouts en el país. Fue un león (presidente del Club de Leones de San José) que recorrió todo el país dando sillas de ruedas, y terminó usando una”, recordó su sobrina al repasar la vida de su tío.

Angulo se lanzó como candidato presidencial en el Partido Unión Generaleña (PUGEN) en el 2001, pero su verdadera aspiración era llegar a diputado, mas no lo logró.

“Me dijo que hacía más cambios como periodista que si hubiese sido diputado”, recordó su hijo, el también periodista Rolando Angulo, quien trabajó a su lado durante 23 años.

Casado con Dora Esquivel, fue padre de seis hijos: Jeannette, Jennifer, Kattya, Rolando, Guillermo y Roberto.

Pilar del periodismo radiofónico. Angulo comenzó a llevar la noticia y la opinión en Radioperiódicos Reloj a partir del 1.° de mayo de 1958, casi un año después de que empezara la emisora.

Con su inconfundible estilo, él compartió con los costarricenses los eventos de mayor impacto de la segunda mitad del siglo XX por medio de las tres ediciones de sus noticiarios de radio, los cuales fueron inaugurados cuando la prensa escrita reinaba en Costa Rica.

En su voz los ticos supieron del triunfo de la Revolución Cubana en 1959, del combate a la dictadura somocista de Nicaragua y del ascenso del sandinismo en 1979.

En la introducción al programa incluía el Ave María a la hora del Angelus , interpretado por Perry Como, muestra de su fuerte apego con la religión católica y de su devoción por la Virgen María,

También incluyó una música polca alemana y un singular timbre que anunciaba entre noticias la hora.

Sus editoriales se consolidaron y eran introducidos así: “Editorial minuto uno, minuto dos, minuto tres y final”.

Recibió una acusación penal por parte del entonces presidente de la República José Figueres Ferrer por una supuesta injuria en un editorial; sin embargo, los tribunales confirmaron su inocencia y la libertad de opinión y de prensa que defendió.

En el 2000 dejó el espacio que alquilaba en radio Reloj durante casi cinco décadas para pasarse a radio Columbia. Eso transformó el nombre de su programa a Radioperiódicos Rolando Angulo, en la 98.7 FM.

Se mantuvo en esa frecuencia hasta el 2006, cuando se mudó a Radio Nacional, donde permaneció menos de un año.

Finalmente, se jubiló y se alejó de su gran pasión, los micrófonos de radio, por motivos de salud.

El comunicador presidió en dos ocasiones el Colegio de Periodistas de Costa Rica y fue cofundador de Radio Universidad de Costa Rica, de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica y docente del curso Taller de Periodismo Radiofónico.