Nacimiento será asistido por un equipo médico dirigido por un ginecólogo de la Casa Real

 2 mayo, 2015

Londres.

La esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, la duquesa Catalina, ingresó este sábado a la maternidad del hospital Saint Mary de Londres para dar a luz a su segundo hijo, anunció el palacio de Kensington.

"La duquesa de Cambridge fue admitida a las 6 a. m. (hora local) en el hospital Saint Mary de Londres en los estadios iniciales del parto", indicó un comunicado de la residencia londinense de Guillermo y Catalina .

Guillermo y Catalina se trasladaron juntos en automóvil desde el palacio de Kensington hasta el hospital.

Saint Mary, un hospital privado del barrio de Paddington, es cuna de la realeza. Ahí nació Jorge, el primer hijo de la pareja, el 22 de julio de 2013 a las 4:25 p.m. , así como el mismo Guillermo y su hermano Enrique, los hijos de Diana y el príncipe Carlos.

La princesa Catalina hizo este viernes su última aparición en público previo al nacimiento de su segundo hijo.
La princesa Catalina hizo este viernes su última aparición en público previo al nacimiento de su segundo hijo.

Al ser su segundo hijo en el hospital, la pareja tendrá un 10% de descuento en la factura.

Al igual que con el nacimiento del príncipe Jorge, se espera que Guillermo se quede con su mujer durante el parto, que será asistido por un equipo médico dirigido por el doctor Guy Thorpe-Beeston, el ginecólogo de la Casa Real.

En cuanto se conoció la noticia, al inicio de un fin de semana largo -el lunes es feriado nacional-, decenas de periodistas se apresuraron a Saint Mary y las cadenas de noticias empezaron sus retransmisiones en directo.

A diferencia de hace dos años, a los periodistas no se les permitió acampar fuera de la maternidad antes de que Catalina ingresase.

Quienes sí pudieron hacerlo fueron un grupo de admiradores incondicionales que llevan viviendo varios días ante la maternidad y a los que la pareja real enviaron dulces en una ocasión para amenizar la espera.

Su bisabuela, la reina Isabel II, y las dos familias respectivas serán los primeros informados del nacimiento. Para el resto, no está claro si llegará antes el tuit del palacio de Kensington -la residencia de los padres- o el tradicional tablón a las puertas del palacio de Buckingham.

El nombre del bebé, que recibirá el trato de alteza real y llevará el título de príncipe o princesa de Cambridge, no se conocerá inmediatamente.

Guillermo y Catalina dijeron que no conocían el sexo del bebé que está por nacer.

El mundo tuvo que esperar dos días para conocer el de Jorge Alejandro Luis, mucho menos de lo que se solía esperar en antaño. En cualquier caso, Alicia encabeza las apuestas si es niña y Jacobo si es niño.

En los meses siguientes a su nacimiento, el segundo hijo del duque y la duquesa de Cambridge será bautizado en una capilla real según el rito de la Iglesia anglicana, vestido con una réplica del traje de encaje y satén que usó la hija mayor de la reina Victoria en 1841 .

En el bautizo se usará agua del río Jordán, que desemboca en el mar Muerto y en el que, según el Nuevo Testamento, Jesús fue bautizado por Juan Bautista.

Este nuevo miembro de la familia real podría ser particularmente lucrativo para la economía del Reino Unido, sobre todo si es niña, por las ventas de cualquier ropa que lleve.

La London School of Marketing estimó que podría aportar ingresos de hasta 300 millones de libras ($419 millones).

Si el bebé pesa más de 3,798 kilos al nacer será el niño de la realeza británica más pesado en 100 años, un récord que tiene su hermano Jorge.