2 febrero, 2014

Golpe de suerte. El rapero Kanye West se libró de enfrentar un proceso penal por agresión contra un hombre que había lanzado insultos racistas contra su pareja, Kim Kardashian, y los paparazzis .

Con ira. El rapero le causó varias heridas a un joven que insultó a Kardashian, su prometida y madre de su hija. Archivo/AP
Con ira. El rapero le causó varias heridas a un joven que insultó a Kardashian, su prometida y madre de su hija. Archivo/AP

El incidente ocurrió el 13 de junio en la sala de espera de un centro quiropráctico en Beverly Hills. Al parecer, el artista no aguantó la furia y le propinó varios golpes al joven, lo que le causó varias heridas.

El individuo presentó una denuncia contra el cantante; sin embargo el condado de Los Ángeles no dio curso al caso de agresión.

Según el sitio de E! , esta posibilidad se veía venir luego de que el hombre no se presentó a una entrevista de seguimiento del caso.

El portal de noticias de farándula TMZ explicó que Kanye aceptó pagar $250 mil dólares al ofendido para llegar a una conciliación y evitar el juicio.