Con El libro de la selva el director vuelve a estar en la cúspide de su carrera.

Por: Alejandro Méndez Leiva 26 abril, 2016
Jon Favreau, actor, director y productor nos da una comedia feliz en cine, de agradable entretenimiento, con el apoyo de la actriz Scarlett Johansson. Foto: Cortesía de Videomark
Jon Favreau, actor, director y productor nos da una comedia feliz en cine, de agradable entretenimiento, con el apoyo de la actriz Scarlett Johansson. Foto: Cortesía de Videomark

Si le mencionamos el nombre de Jon Favreau es probable que no se le venga a la mente nadie, pero si le mostráramos una foto estamos seguros que lo reconocería levemente y diría que lo ha visto en alguna parte. ¿Quién es y por qué todos en la industria cinematográfica hablan ahora de él?

Favreau se ha convertido en los últimos años en uno de los directores más importantes de la industria cinematográfica, y también uno de los más caros. Pero su nombre no estuvo siempre ligado a la dirección, por el contrario comenzó hace décadas como actor, pero como tal no pudo nunca despegar más allá de papeles secundarios o un protagonismo muy inerte.

Él es quién dirigió y produjo El Libro de la Selva, una de las producciones más taquilleras desde que se estrenó el 15 de abril y probablemente uno de los éxitos más importantes del año. Años atrás dirigió las dos primeras películas de Iron Man y ha sido pieza clave en las nuevas cintas de Marvel.

Esa carrera que ha comenzado a apuntar hacia lo alto lleva muchas décadas de estarse amasando. Era uno de esos actores que lo veíamos en un montón de películas en papeles pequeños, pero que como muchos otros simplemente no brillaban tanto como para tener renombre.

Dentro de los papeles pequeños que ha interpretado los más conocidos son el de Happy Hogan en la trilogía de Iron Man, donde es el fiel guardaespaldas y chofer de Tony Stark.

En Daredevil del 2003 hizo el papel de Franklin "Foggy" Nelson, el mejor amigo de Matt Murdock (Ben Affleck). La película recibió malas críticas.

Su última aparición como actor fue en Chef. La comedia fue dirigida y protagonizada por él mismo y contó con la participación de estrellas como Robert Downey Jr. y Dustin Hoffman. La película no tuvo mucho éxito de taquilla.

Favreau ha tenido decenas de papeles pequeños en otras películas que no aportaron mucho en su carrera como Impacto Profundo (1998), Swingers (1996) y El lobo de Wall Street (2013).

Como director. Fue precisamente con Iron Man que su nombre realmente comenzó a sonar. Esa película del 2008 le fue confiada en la dirección a pesar de tener una efímera experiencia con Elf y Zathura, un par de éxitos comerciales.

Jon Favreau y Robert Downey Jr. en la premiere de 'Ironman' en México.
Jon Favreau y Robert Downey Jr. en la premiere de 'Ironman' en México.

Esa película, en la que también actuó, fue un éxito en taquillas ya que recaudó más de $500 millones en todo el mundo y su trabajo fue aclamado por la crítica. Repitió en la segunda parte con mucho éxito e incluso recibió un salario de $10 millones, pero fue ese mismo éxito que en apariencia lo sacó de dirigir la tercera ya que se dice cobró $15 millones, un precio elevado para la producción.

De igual manera no le fue nada mal ya que se quedó como productor ejecutivo en las más taquilleras películas de Marvel como la misma Iron Man 3, Los vengadores y sus secuelas (incluso las que vienen en camino).

"El director Jon Fabreau (Iron Man) ha logrado un nivel de credibilidad visual para contrarrestar el uso de CGI, ya que lo único que no es computarizado es Mowgli, el protagonista. Como ya hemos visto en Iron Man, el director es capaz de balancear imágenes generadas por computadora logrando que parezcan lo más realistas posibles"

"He trabajado tanto delante como detrás de la cámara con Marvel y me encanta lo que están haciendo en este momento. Es un momento muy emocionante para estar alllí. He visto un primer corte de Civil War y es fantástico. Estamos constantemente en busca de cosas que hacer juntos y ahora estoy libre", dijo a Digital Spy.

Pero despuésde Iron Man también ha tenido otros altibajos. Dirigió Cowboys y aliens (2011), también lo hizo en Chef (2014) la cual protagonizó, pero con la que no tuvo mucho éxito comercial.

Ahora Favreau está de nuevo en lo más alto con lo que es hasta el momento su proyecto más ambicioso: El libro de la selva.

Para el cineasta esta historia merecía volver a contarse, por lo cual lideró el proyecto.

"Desde pequeño sentí una gran conexión y afecto hacia la cinta original de El libro de la selva. Me encantaba tanto aquella película que pensé: '¿por qué no hacerla con imágenes reales?'. Con Life of Pi vimos que se podía contar de esa manera y queríamos llevar los efectos visuales al límite, como en Planet of the Apes, Avatar y Gravity", explicó en una conferencia de prensa semanas atrás.

Para la crítica la película supera algunas producciones como en las que se inspiró el mismo Favreau.

"El director Jon Fabreau (Iron Man) ha logrado un nivel de credibilidad visual para contrarrestar el uso de CGI, ya que lo único que no es computarizado es Mowgli, el protagonista. Como ya hemos visto en Iron Man, el director es capaz de balancear imágenes generadas por computadora logrando que parezcan lo más realistas posibles. A pesar de que hay algunos momentos en los que la cámara hace tomas que parecen imposibles, los creadores logran un nivel de realismo y plausibilidad en cuanto a cómo se grabó y editó la película", se lee en la crítica de la revista Variety.

Precisamente gracias al buen trabajo que tuvo en su última película, Disney confirmó una secuela, aunque por el momento se desconocen los detalles.

Por ahora el cotizado director no ha confirmado alguna otra producción en la que esté trabajando, sus únicos proyectos son Avengers: Infinity War Part I y II, en los que participará como productor ejecutivo.